Cuerpo y Mente


Otra semana más en sintonía con ustedes mis adorables guerreras, dándole continuidad a mi artículo de la semana pasada. Hoy les traigo información sobre ese mundo interno misterioso y mágico, del que he hablado desde que comencé mi conexión con ustedes. Trataré de describir de manera didáctica la interconexión y el flujo de información que tenemos internamente, imaginemos que somos una organización con una estructura funcional, donde existe una división de labores en unidades especializadas, cada una al mando de un jefe independiente que coordina su equipo de trabajo y permite la comunicación con los demás equipos, con una estructura versátil y flexible.

Dentro de los elementos de esta estructura organizacional interna tenemos la cúpula directiva, donde se toman las decisiones de alto nivel y se cumplen funciones de supervisión directa, digamos que aquí está el cerebro, órgano tan importante, que la vida sería imposible de existir sin él. Este jefe tiene una red de interconexiones neuronales, que responden a estímulos externos y estos estímulos se manifiestan a través de respuestas, las cuales unas veces son acertadas y otras no tan acertadas. Por qué sucede este fenómeno, porque somos energía interconectada, el cuerpo está regido por células y estas células a su vez están conectadas entre sí, como una red, donde la falla de una puede dañar el funcionamiento no solo de otra célula, sino de muchas a la vez.

Existe una conexión mente-cuerpo muy interesante, donde el cerebro parafraseando una organización, es el gerente general del cuerpo, en él nacen los pensamientos y estos cuando no están alineados con nuestra satisfacción interna y son proyectados al exterior desde la frustración, la rabia, los celos, la envidia, se impregnan de emociones negativas, determinando de manera discordante los estados de ánimos, afectando su comportamiento, causando directamente sufrimientos y dolencias. Estos estados mentales afectan de manera negativa el funcionamiento biológico, esto ocurre porque los sistemas nervioso, endocrino e inmunológico comparten un lenguaje químico energético común.

Publicidad

Una célula corresponde a la unidad fundamental de todo ser vivo, independientemente que sea unicelular o pluricelular, ya que es la unidad reproductiva, anatómica y fisiológica del mismo. Siendo esto así, las células tienen muchas funciones en el cuerpo y cuando este empieza a fallar, en parte se remite al hecho de que las células podrían estar enfermas. ¿Qué enferma a las células?, nuestras creencias sobre nosotros o el mundo, nuestras emociones, recuerdos y hábitos. Todo lo que sucede en el puente energético que existe entre nuestro “cerebro-mente” y “cerebro-corazón” conforma las bases psicoemocionales de la salud y la enfermedad.

Existen investigaciones muy recientes en el campo de la medicina de la mente y el cuerpo, donde se ha logrado colocar en el tapete investigativo, la relación que existe entre los patrones de pensamiento y las emociones, que en una gran mayoría de casos contribuye a desequilibrios dentro del cuerpo. Por ejemplo, en el cerebro existen las vías neurológicas que procesan las emociones hacia la médula espinal, los músculos, el sistema cardiovascular y la función digestiva, por eso cuando estamos en un estado de felicidad, de armonía, alegría, sentimos que nuestro cuerpo flota, logramos ver los colores en el exterior con mas brillo, sentir la brisa, nos conectamos con la naturaleza, nuestros músculos están relajados, nuestro corazón funciona en un compas de latidos estables, nuestro sistema digestivo procesa los alimentos de forma fluida, tenemos un contento del alma.

Ahora veamos este mismo proceso cuando estamos en un estado de conexión mente-cuerpo negativo, ansiedad, rabia, insatisfacción, frustración, miedo, nuestros músculos se tensan, sentimos ahogo, experimentamos sensación de vacío en el estómago o en el pecho, perdemos apetito o por el contrario consumimos alimentos sin horarios, aparecen dolores en la espalda, dolores de cabeza, entre otros síntomas, posiblemente aquí estamos desencadenando un aumento de la química del estrés, lo que puede reducir nuestro sistema inmunológico y estar preparando un escenario para desarrollar infecciones, cáncer u otras enfermedades.

Cuando cambiamos los pensamientos a modo positivo promovemos la salud y el bienestar de nuestro cuerpo, muchos estudios de diferentes campos de la ciencia demuestran que el peso de los pensamientos positivos, son un valor agregado en los diferentes sectores de la medicina.

Con esta información mis queridas guerreras, quiero que proyecten su mundo interno para una revisión exhaustiva de que nos hace sentir incomodas en un momento determinado, abrir nuestra mente para identificar que estamos manejando desde nuestra perspectiva del mundo exterior, a qué emociones les estamos dando el permiso para enfermarnos, y una vez identificadas estas emociones trabajarlas para lograr equilibrar nuestro sistema celular y así eliminar la posibilidad de enfermar nuestro cuerpo.

Publicidad

Para evitar un conjunto de emociones tóxicas, tenemos que centrar nuestra mente en el aquí y el ahora, debemos prestar atención para identificar cada emoción a medida que nos surge, para poder procesarla y de manera estratégica reaccionar ante ella. La curación y prevención de enfermedades requiere de un esfuerzo holístico de combinación entre lo físico, lo espiritual y lo emocional.

Algunas herramientas que nos pueden servir para atenuar estas emociones, mientras encontramos la más adecuada, dependiendo del caso, pueden estar dentro del orden de la meditación, el yoga o ejercicio físico. Otra técnica que puede servir es hablar sobre esas emociones con alguien de confianza o escribir lo que estamos sintiendo a diario, para visualizar la emoción y buscar la mejor forma de enfrentarla.

En mis próximos artículos, estaremos conversando sobre ese mundo de conexiones energéticas mágicas, que podemos encontrar para mantenernos alineadas con nuestro mundo interior y entorno exterior.

Deisy Oviedo / Nueva York

Pronto estaré con ustedes a través de entrevistas, conferencias y talleres.

Publicidad

Si están interesadas en el tema pueden contactarme por:

IG:deyoviedo.us

Email. deyoviedo.us@gmail.c

Dejar un comentario