Dora María, la ex guerrillera Sandinista que quiere derrocar a Daniel Ortega


La exguerrillera sandinista e historiadora, Dora María Téllez, asegura que el presidente Daniel Ortega tiene los días contados como presidente de Nicaragua, después de la matanza desatada contra la protesta cívica que exige su salida del poder. Téllez pone como fecha máxima para una transición marzo de 2019, cuando, dice, deberían celebrarse elecciones anticipadas, aunque afirma que para esa ocasión Ortega ya debería haber “firmado” su “carta de renuncia”. Téllez, que forma parte del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), asegura en esta entrevista que es determinante mantener la presión social en las calles para lograr el fin de la dictadura.

Dora María Téllez junto a Daniel Ortega y otros guerrilleros sandinistas

Hay una fecha que se ha propuesto para adelanto de las elecciones, que serían en marzo de 2019. ¿El presidente Ortega estaría dispuesto a ceder eso tomando en cuenta que hasta ahora no ha respondido a la propuesta que hizo la Conferencia Episcopal en el marco del Diálogo Nacional? Y si se diera esa fecha, ¿cómo debería ser el proceso?, ¿debería de ser con Ortega manteniéndose en el poder?

Lo que estamos pidiendo todos los nicaragüenses es que se vaya ¡ya! ¡Qué se vaya ya!, es decir, hasta antes de estos 300 muertos vos podías platicar. Pero, ¿300 muertos después? ¡No hombre! Puede haber adelanto de las elecciones en diciembre, en enero, febrero o marzo, pero tiene que haber un gobierno de transición que garantice unas condiciones electorales transparentes, que dé garantías para la participación y la decisión del pueblo nicaragüense, pero sin la familia Ortega-Murillo en el poder. Eso es una cosa esencial, ya ellos volcaron la sangre de centenares de nicaragüenses.

¿Ortega estaría dispuesto a dejar el poder o vamos a ver aquí un mayor derramamiento de sangre?

A Ortega yo no lo veo dispuesto a irse, pero tampoco Somoza estuvo dispuesto a irse; al final, tuvo que firmar su renuncia. El punto no es si Ortega está dispuesto o no. El punto es que él y su familia saben que ellos tienen un tiempo límite. Lo que pasa es que lo quieren alargar lo más posible y en la alargada, quieren cobrar a los nicaragüenses el precio más alto posible, porque esa es exactamente la naturaleza criminal de los Ortega-Murillo: ellos saben que se tienen que ir, ellos tienen una fecha en las que va a firmar Daniel Ortega la carta de salida, pero quiere cobrarnos a los nicaragüenses el precio en sangre. Eso no tiene nombre. Ellos saben perfectamente que van a dejar ensartado a todo el mundo. Los que creen otra cosa, son los que andan enmascarados. Pero esos que andan enmascarados en todos los barrios se saben quiénes son; en todos los barrios de Nicaragua, se saben los nombres de los enmascarados.

Hay una exigencia de justicia después de casi 300 muertos. Suponiendo que el presidente Ortega firma esa carta de renuncia, como usted menciona, ¿se va a ir en impunidad?

No. Aquí tenés un grupo de investigación internacional para investigar los crímenes y determinar quiénes son los autores intelectuales y materiales. Si Daniel Ortega se quiere quedar en Nicaragua y enfrentar la justicia, a mí me parece muy bien. Pero si decide huir del país, eso ya no está en nuestras manos. Lo que sí está en nuestras manos, es respaldar al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para que encuentren a los criminales, los autores intelectuales y los autores materiales de esos crímenes. Yo te voy a decir, todos lo sabemos: el autor intelectual de esos crímenes se llaman Daniel Ortega y Rosario Murillo. Los autores materiales comienzan con Francisco Díaz, comienza por la cadena de mando de los grupos paramilitares. Ahí está uno de ellos, Fidel Moreno, entre los que están sancionados por el Departamento del Tesoro de los EE.UU. con la Ley Global Magnitsky.

Dora María Téllez

¿Ve usted riesgos de una nueva guerra civil en Nicaragua?

Yo no veo guerra civil, veo una guerra de los Ortega-Murillo contra el pueblo nicaragüense. Ellos son un grupo mafioso, criminal, armado, lanzado contra el pueblo. Esa es la realidad. Esa ofensiva que se lanzó contra Sutiaba la hicieron grupos mandados por la familia Ortega-Murillo a disparar contra el pueblo nicaragüense, un ejército de ocupación. Si ves los videos y ves cómo entra la guardia a Sutiaba, los ves como un ejército de ocupación. La gente cierra las puertas de su casa; caminan solos en las calles disparando contra todo lo que se mueva. Así lo han hecho en todas partes: en Masaya, así han entrado a Granada.

¿Ve la posibilidad de que gente en este país que todavía tiene armas pueda alzarse frente a esta situación violenta?

Yo creo que la inmensa mayoría del pueblo nicaragüense está demostrando una disciplina y una convicción de lucha cívica tremenda. Porque ¿cuántas armas legales pueden haber en Nicaragua? Miles. Ahí tiene el dato la Policía. Miles de armas legales, porque el campesino tiene su 22, tiene su escopeta, tiene su pistola 22. ¿Dónde están esas armas? No las has visto salir. Si las hubieras visto salir, aquí estuvieran estos paramilitares completamente liquidados.

¿Se puede seguir negociando, se puede mantener el Diálogo Nacional con Ortega desatando esta matanza en Nicaragua?

Yo creo que es inevitable hacer el esfuerzo del Diálogo, pero ¿cuál es la verdad? Que lleva 15 días paralizado. Porque Ortega no responde y yo creo que la Alianza Cívica ha hecho muy bien en desenmascarar a Ortega. “No, yo quiero dialogar, queremos una solución constitucional”, dice Ortega ¡Eso es lo que han mandado a decir a sus embajadores! “Que no se viole la Constitución, el diálogo”. Ah, bueno pues, la Alianza Cívica ya le sacó la cartilla, “aquí está.” ¿Se quiso sentar la Comisión de Justicia? ¡No! ¿Quién la bloqueó? Ortega. ¿Quién bloquea la Comisión de Seguridad y Verificación? Daniel Ortega. ¿Quién bloquea la Comisión Electoral? Daniel Ortega. Ortega no quiere diálogo, lo que quiere es ganar tiempo para seguir apretando a ver si consigue una oportunidad para quedarse, pero ¡está frito! Son sus patadas de ahogado. Ortega tiene una fecha límite y él la sabe. No importa cuánto brinque, cuánto se tire al piso y no importa el daño que nos haga, él y su familia tienen una fecha límite y ellos lo saben perfectamente.

¿Y esa fecha límite es marzo del 2019?

¡A más tardar! La fecha límite anterior se la tenemos que poner nosotros, porque él no puede seguir matando a tanto nicaragüense. Por eso es que estamos diciendo: “vamos a acciones más fuertes”. Sigamos a la lucha cívica, salgamos a las calles.

En todas las comunidades de Nicaragua se sale a la calle. Sale Río Blanco, salió Muelle de los Bueyes la semana pasada, Malpaisillo en medio de una gran presión, porque llegan a amenazar. Salió Granada, es decir, decenas de ciudades y comunidades nicaragüenses salen a la calle en medio de las presionas más elevadas y tenemos que seguirlo haciendo. Tenemos que darle un golpe a Ortega, que le diga: “te estamos cerrando las puertas de todo Nicaragua”, como se las cerramos el día del paro nacional, cuando le dijimos: Todo Nicaragua te cierra las puertas.

El MRS en la protesta contra Ortega
El MRS está en tranques, en barricadas, en protestas, en redes sociales, en la calle, en plantones. Donde está el pueblo nicaragüense estamos nosotros”.
 

Dora María Téllez junto al autor de esta entrevista, Carlos Salinas Maldonado

El asesor del presidente Daniel Ortega, Paul Oquist, dijo en una entrevista en una cadena internacional que en Nicaragua se estaba fraguando un “golpe de Estado” y acusaba al MRS de estar involucrado en ese proceso. ¿Qué opina de esas declaraciones?

Ese señor tiene una falta de seriedad, porque para comenzar él anda diciendo esas cosas creyendo que la gente es tonta, creyendo que nadie tiene información, creyendo que puede engañar a alguien. Paul Oquist tiene el cinismo característico del régimen Ortega-Murillo. Con ese cinismo se aparece todos los días la Rosario Murillo en la televisión y en la radio, diciendo lo mismo. Están ensangrentando los barrios de Nicaragua y las comunidades y ella está diciendo de que estamos aquí en amor y paz. ¡Ése es el cinismo! Oquist hace lo que le mandan a hacer, él es un empleado.

¿Cuál es la relación del MRS con las protestas? ¿Están involucrados en las barricadas, en los tranques que se han levantado en el país?

Nosotros estamos involucrados desde que Daniel Ortega subió al poder en el 2007, en la oposición a Ortega. Lo dijimos con toda claridad en ese entonces, lo dijo Herty Lewites: “yo nací en una dictadura, no quiero morir en otra”. ¿A qué se refería Herty? Se refería a Daniel Ortega, porque nosotros valoramos que Ortega tenía una conducta que iba a someter a Nicaragua a un régimen dictatorial. Que iba a llegar a sus peores extremos. Nadie era capaz de imaginar que iba a llegar hasta estos extremos. Por eso decidimos estar en la oposición total de Ortega. Nosotros estamos en todas partes. Todos los renovadores están donde está el pueblo nicaragüense, en tranques, en barricadas, en protestas, en redes sociales, en la calle, en plantones. Donde está el pueblo nicaragüense estamos nosotros.

¿Están ustedes también involucrados con el movimiento estudiantil que se ha forjado a partir del 19 de abril?

El Movimiento 19 de Abril es un movimiento relativamente nuevo por una razón muy sencilla: los Ortega-Murillo liquidaron el movimiento estudiantil en las universidades y solamente impusieron a un movimiento o grupo, a unos líderes élites asalariados, completamente corruptos y además pusieron una tapadera al resto de liderazgo estudiantil. De manera que cuando este movimiento emerge, liderado por los estudiantes, apenas emerge un liderazgo estudiantil. Algunos como han podido ver eran de la Juventud Sandinista, otros eran de otras organizaciones, otros eran de otras universidades. Nosotros apenas conocíamos a uno o a dos, pero yo creo que ha sido también una sorpresa para todo el mundo. Lo que pasa es que para los Ortega-Murillo es difícil reconocer que hay una realidad distinta a la de ellos. Como ellos tienen un andamiaje que depende de la familia, ellos creen que toda Nicaragua funciona así y son incapaces de reconocer que el país produce liderazgo en sus distintos sectores sociales y que ese es un liderazgo válido, uno que está madurando, se está estableciendo como un nuevo liderazgo en las condiciones en Nicaragua.

Carlos Salinas Maldonado / Managua

Dejar un comentario