Estados Unidos 2020


Ya se empiezan a perfilar los asuntos prioritarios para los ciudadanos estadounidenses de aquí a las elecciones de 2020. Y no es un tema baladí porque de ellos van a depender en gran medida la reelección de Donald Trump.
Entre todo ellos, empiezan a destacarse un puñado de asuntos vitales: inmigración, con la vista puesta en que no sucedan aquí los mismos problemas que se presentan en Europa con una inmigración descontrolada, no asimilada a la cultura local y violenta. La reforma del sistema de inmigración para modernizarlo y hacerlo más efectivo, basado en los méritos, es el gran desafío, así como evitar la inmigración ilegal de miles indocumentados. La protección de las fronteras es una prioridad.
La corrupción política, que afecta al sistema, y la lucha contra el Estado Profundo, es otro tema de interés ciudadano. También el supremacismo de los progresistas liberales, convertido en fascismo progre, con su imposición de un modelo social basado en tonterías y cada vez más desquiciado.
La economía, el empleo, los recortes federales y el pago de la deuda son otros temas que preocupan a los ciudadanos y que el presidente deberá seguir abordando con decisión si no quiere perder el apoyo de amplias capas sociales.
El fraude en el voto, consentido por los demócratas porque siempre les ha beneficiado, es otro reto pendiente para Trump. Una correcta identificación y verificación de ciudadanía a la hora de votar es esencial para evitar los millones de votos ilegales que van a los demócratas en cada elección.

Presidente Donald Trump

Las Fake News, las noticias falsas y manipuladas de los medios progres afines al Partido Demócrata, es otro de los frentes en los que Trump deberá mostrarse especialmente combativo dado el auge de esa manipulación, que trata de hacer descarrilar su segundo mandato presidencial. En línea con esto, se debe hacer frente al control de los demócratas sobre la mayoría de los medios de comunicación, la industria del entretenimiento y Hollywood. Su poder de influencia no se puede despreciar y el presidente necesita articular herramientas que permitan combatir ese monopolio informativo, propaganda anti Trump y del entretenimiento. Juzgar a los traidores (burócratas, funcionarios, políticos y líderes de algunos medios de comunicación que intentaron destruir al presidente mediante mentiras. La puesta en práctica de controles más rigurosos y efectivos de antecedentes para comprar armas es otro tema de debate y preocupación ciudadana. La guerra contra el terrorismo, tanto el externo contra el yihadismo, como el interno, contra los ANTIFA, también se configura como un punto de atención, al igual que los aranceles a China, los acuerdos comerciales internacionales, Corea del Norte, Afganistán e Irán. Son temas que preocupan, pero en un segundo plano.
Estos son algunos de los asuntos prioritarios en la agenda del presidente Trump. Coinciden punto por punto con las preocupaciones de los ciudadanos, lo que le convierte en el candidato que mejor sintoniza con la mayoría.
Las elecciones de 2020 van camino de convertirse en una decisión entre elegir a Trump y libertad o elegir a un candidato demócrata socialista y radicalizado que pondría en riesgo el bienestar y la prosperidad de Estados Unidos. Y por eso, la reelección de Trump está cada día más cerca.

James Nava / EE.UU

Dejar un comentario