El Hambre se Traga a Venezuela


El hambre desbordada en las calles de un país petrolero llamado Venezuela

La crisis que azota al país ha obligado a los venezolanos a cambiar la manera de alimentar a sus hijos, en algunos sectores populares la situación aún es peor, hurgan en la basura para lograr conseguir algo que comer. Un 60% de las familias que fueron consultadas aseguran que los hábitos alimenticios han sido cambiados drásticamente. Se conoce que entre septiembre y diciembre del 2016 los niños que fueron monitoreados presentaban un alto cuadro de desnutrición.

https://www.youtube.com/watch?v=_NladE3MuTg 

Publicidad

Según valores numéricos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta abril del presente año 2017 se registró un 11,4% de desnutrición infantil, cifra que incluye casos graves de menores que han perdido aproximadamente un 60% de peso lo que implica una situación de “crisis”. Nutricionistas mencionaban que si ese porcentaje llegara a superar el 15% se estaría tratando de una “emergencia” que requeriría la intervención del Estado y de agencias de cooperación internacional ante dicha situación.

Según Sussana Raffalli, nutricionista y experta en seguridad alimentaria de la entidad, expresó que son 32 parroquias de cuatro estados del país en los que la situación de hambre pega con más fuerza y señaló que es una “crisis de desnutrición aguda severa”. Esta situación estaría tomando los estados Zulia, Vargas, Miranda y Distrito Capital donde se requiere de una ayuda con “recursos extraordinarios” para superarla.

Raffalli asegura que “hasta 5% es aceptable, de 5 al 10% es alarma, entre 10 y 15% es crisis y ya cuando llegas al 30% es un desastre y en términos alimentarios se llama hambruna, cuando el índice de desnutrición infantil severa pasa de 11% es para que el Estado actúe y surta de inmediato los dispensarios y hospitales pediátricos con fórmulas infantiles terapéuticas lo que hasta los momentos no ha ocurrido”.

“Si la situación no se corrige en estos momentos y no se mejora el acceso al alimento y la importación de fórmulas infantiles, entonces a finales de 2017 se estarían reportando niveles de emergencia, las expectativas no son buenas tomando en cuenta que la crisis de escasez y desabastecimiento de alimento se agrava cada vez más. Si a los niños los atendemos a tiempo los podemos recuperar y pueden aumentar su peso, pero un aumento no quita el daño, si la desnutrición ocurrió antes de los dos primeros años de vida hay daños cognitivos, metabólicos y afectivos”, concluyó.

Más del 75% de las familias venezolanas no disponen de los ingresos necesarios para costear las canasta básica alimenticia, muchas personas han perdido más de 8 kilos en los últimos 9 meses, esto es solo consecuencia de la crisis económica que se ha producido en los últimos años, la misma ha provocado la multiplicación de la mendicidad, muerte de niños menores de 6 años de edad por desnutrición, familias que se han visto en la obligación de restringir la porción de comida para que pueda alcanzar un poco más y la ausencia de niños en los colegios por el hecho de no tener que llevar para desayunar.

Por otra parte tenemos el salario mínimo del venezolano que cabe destacar fue actualizado en septiembre del presente año 2017, según el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro realizó este aumento para “hacerle frente a la inflación” ajuste que fue de un 40% pasando de Bs. 97.531 a Bs. 136.543,4 el ticket de alimentación paso a tener un valor de 21 unidades tributarias por día laborado, quedando en Bs. 189.000 dando como resultado Bs. 325.544, noticia que pone en más desespero la situación del venezolano, debido a que no se ajusta absolutamente nada sino que inmediatamente todo sube hasta el triple.

La pregunta es ¿el nuevo ajuste del salario mínimo alcanza para cubrir todas las necesidades, incluyendo alimentos, medicinas y gustos? fuentes aseguran que no, debido a que el salario mínimo solo les estaría alcanzando para comprar un máximo de 6 productos de la cesta básica tales como arroz, leche en polvo, pasta, harina pan, un cartón de huevos y quizás medio kilo de carne molida, aclarando que esto se compraría a buhoneros o mejor conocidos como “bachaqueros” ya que el tiempo no les alcanza para hacer las largas colas en los supermercados

Nicolás Maduro desde abril 2013 ha aumentado el salario mínimo 18 veces. No obstante los aumentos siempre se han considerado estar por debajo de la inflación:

-En el año 2013, se decretaron tres alzas que sumaron 45%. Pero en igual período, el índice nacional de precios al consumidor, que mide el Banco Central de Venezuela, se ubicó en 56,2%.

Publicidad
Jackson Health System

-En el año 2014 se aprobaron otros tres aumentos salariales más. Lo que hizo la suma del 64,4% y la inflación acumulada fue de 68,5%, según el Banco Central de Venezuela.

-En el año 2015 en lugar de tres aumentos se aprobaron cuatro. Lo que fue la suma de un 97,3%, y ese año la inflación ascendió a 180,9%.

-En el año 2016 se aprobaron cuatro incrementos más que representaron un 107,8% y, aunque el Banco Central de Venezuela no publicó los datos oficiales, según información enviada al FMI ese año la inflación fue de 274,35%.

Mientras que lo que va de año, 2017 se ha aumentado el salario en cuatro oportunidades, lo que representa un alza de 404%. Sin embargo, la inflación acumulada es de 589,3%, según estimaciones de Ecoanalítica.

Otro resultado de la inflación en Venezuela, es que comprar carne es un lujo para la mayoría de los venezolanos, debido a los altos costos que las mismas poseen. Sin embargo el gobierno de Nicolás Maduro implementó un nuevo plan el cual consiste en entregar un conejo a cada comunidad y así esperar a que se reproduzcan con la única intención de utilizar su carne en sustitución del pollo y la carne vacuna.

Freddy Bernal, ministro de Agricultura Urbana y jefe de un programa de venta de alimentos subsidiados en sectores populares entre risas dijo “para la proteína animal, que es un tema tan importante, se aprobó iniciar un Plan Conejo, porque los conejos además se reproducen como conejos”.

https://www.youtube.com/watch?v=lH47qg9hYSE

Mientras que Nicolás Maduro indicó “hay un problema cultural, ya que nos enseñaron que el conejo es bien bonito. Pero viéndolo desde el punto de vista de la guerra económica, una coneja pare y en dos meses tenemos un conejo de dos kilos y medio”. Por esta misma razón, se calculó que se pueden obtener hasta 80 conejos al año con tener una sola hembra “para que se entienda que el conejo no es una mascota, sino dos kilos y medio de carne con alta proteína y sin colesterol puesta en la mesa de los venezolanos”, finalizó.

Marco Morin Aguirre / Caracas/@Mmorin_informa 

Las Voces del Hambre: La cara de la crisis en Venezuela (Parte1)

 

Las Voces del Hambre: La cara de la crisis en Venezuela (Parte2)

Dejar un comentario