Henri Falcón: El candidato presidencial que “enfrenta” a Maduro


Henri Falcón, el hombre que un día contó con la entera confianza del expresidente Hugo Chávez y que posteriormente amasó una importante cuota de liderazgo dentro de la oposición, hoy es candidato “independiente” a la presidencia de Venezuela.

Acusado de traidor por opositores y chavistas, Falcón inscribió su candidatura, contrariando la decisión de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de boicotear la contienda por no haber las “condiciones de garantías mínimas” para acudir a un evento de esta índole.

De allí que su postulación desatara fuertes críticas. Y es que, se dice, colabora con el gobierno para legitimar una reelección casi segura de Maduro. Llegando a suscribir un acuerdo con el Ejecutivo en torno a estos comicios, que solo ha logrado aumentar el recelo en contra del exgobernador.

Publicidad

“Me alegran mucho los acuerdos firmados con la oposición porque quiero ir a un proceso de reconciliación (…) Vamos a elecciones, tengo en mi corazón la certeza de que vamos a la victoria”, dijo Maduro, mientras en las redes sociales, la propia MUD desmentía estas palabras. “La oposición no ha firmado ningún acuerdo con el CNE”, escribió la Unidad dejando claro que el jefe de Estado hablaba de una actuación “por cuenta propia” de Falcón.

Sin embargo, el pacto fue acatado casi de inmediato por Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) -ente señalado de estar subordinado a las órdenes y deseos de Maduro-, quien anunció una nueva fecha para las elecciones. Pasando del próximo 22 de abril al 20 de mayo.

Junto a Falcón y el presidente Maduro, han presentado formalmente sus nombres varios personajes que han ocupado identidades totales o parciales con el oficialismo en algún momento. Tales como Francisco Visconti, general retirado que participó en el alzamiento militar chavista de 1992; el pastor evangélico investigado en los Papales de Panamá, Javier Bertucci; Reinaldo Quijada del partido Unidad Política Popular; y el empresario Luis Alejandro Ratti.

El “ex”

Con su postulación, el exgobernador, exoficilista y exmilitar suma otro “ex” a su currículum al haber sido retirado de las filas de la MUD, organización que apenas meses atrás le dio el espaldarazo durante los comicios regionales venezolanos, cuando se postuló para la reelección por el mando del estado Lara, saliendo finalmente derrotado por la candidata oficialista, Carmen Meléndez.

Publicidad

La MUD criticó duramente a Falcón por participar en una “farsa electoral” y declaró que con este paso “se deslinda completamente de la unidad y del sentimiento democrático del pueblo de Venezuela”.

Líder de los sectores más moderados de la coalición opositora, el exgobernador tiene años lidiando con adversarios políticos y militantes que sospechan de su postura conciliadora,

considerándole un dirigente colaboracionista, dispuesto a pactar con el oficialismo para potenciar su propia imagen ante el deterioro de la Unidad Democrática, prestándose a una derrota que convalide la convocatoria de Maduro, tal como ha ocurrido con la oposición en Zimbabwe, Nicaragua y la propia Venezuela cuando en el año 2000 Arias Cárdenas, un militar cercano al presidente Chávez, se deslindó del gobierno para postularse a la presidencia. Regresando al bando oficialista al poco tiempo de su derrota.

Con los años quedó claro cuál fue el papel que intentó desempeñar Cárdenas en esas elecciones. Cuando Chávez impulsó el proceso constituyente, sabía que debía someterse nuevamente a elecciones; pero un contrincante como el entonces gobernador del Zulia no suponía ningún riesgo, incluso en una eventual derrota. Ahora Falcón es acusado de asumir la misma labor, pero avalando el llamado “fraude electoral” de Maduro.

Falcón fue muy cercano a Chávez desde 1994, cuando se convirtió en miembro fundador del Movimiento Bolivariano Revolucionario-200; alcanzando la gobernación del estado Lara de la mano del expresidente años más tardes.

Publicidad

El también militar retirado se consideraba a sí mismo como un “chavista light”, hasta que en 2010 se apartó de las filas del partido fundado por Chávez, PSUV, para formar parte de la fuerza política Patria Para Todos (PPT), también cercana al oficialismo.

Su retiro del partido rojo lo realizó mediante una carta pública dirigida al mandatario, donde criticaba la burocracia dentro del PSUV y cuestionaba al propio presidente.

“La relación entre un Jefe de Estado y los gobernadores y alcaldes no puede limitarse a la emisión de instrucciones u órdenes sin la mínima oportunidad de que podamos confrontar puntos de vista, analizar los pros y los contras de determinadas iniciativas y revisar o revocar decisiones que, luego de su ejecución, resultan dañinas o inconvenientes al interés de la región o del país”, escribió en la misiva

Tras ese movimiento, se alió sorpresivamente a la Mesa de la Unidad Democrática en 2011 para apoyar al candidato que confrontaría a Chávez en las presidenciales de 2012, Henrique Capriles Radonski, quien lo consideró su número dos ofreciéndole una eventual vicepresidencia.

De un lado y del otro

Desde entonces, Falcón ocupa el tercer lugar entre los líderes opositores en las encuestas, justo detrás del preso político Leopoldo López y el inhabilitado Capriles.

Su estrategia ha consistido en obrar con influencia sobre los sectores más moderados tanto del chavismo como de la oposición, procurando forjar un escenario de transición en el que también toque al chavismo desencantado, y que lo tenga como centro de gravitación.

Ex candidato presidencial Henrique Capriles junto a Henri Falcón y al ex presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges

Tal ha sido su empeño por mantenerse en el centro de ambos bandos que ha llegado a contrariarse en su discurso. Ejemplo de ello fue su postura en torno a la relación de Estados Unidos y la solución de la crisis venezolana que hace menos de un año llamó “insolente” al mandatario Donald Trump cuando el presidente estadounidense afirmó que la “opción militar” no estaba descartada sobre Venezuela.

“¡Insolente Trump! Este peo es nuestro. ¡Resuelve los tuyos que son bastante!”, escribió Falcón en su cuenta de Twitter. Pero poco tiempo después, el ahora candidato presidencial indicó que quiere tener las mejores relaciones con EEUU por ser el principal socio comercial del país.

Aún así, Falcón y su equipo aseguran que tienen posibilidades reales de salir victoriosos. Aunque admiten que Maduro y oficialismo han forjado el escenario a su favor, argumentan que este ventajismo puede contrarrestarse con presencia en las mesas de votación y un ambiente de participación masiva en las urnas.

“Esta elección debemos asumirla y ganarla porque los pueblos no se entregan, no se rinden, los pueblos batallan, sufren y se levantan”, escribió el candidato presidencial en su cuenta Twitter, llamando a los electores a unirse “en una sola consigna: Salvar a Venezuela”.

Pero alcanzar una movilización masiva luce como una misión imposible en tanto más de la mitad de la población identificada con la oposición no quiere participar en la consulta presidencial, según sondeos recientes.

Además, aunque lograse la victoria, ya tiene en su contra a una comunidad internacional que ha advertido al unísono que no reconocerá al ganador de esta contienda “sea quien sea”, debido a que existe la certeza de que el resultado del próximo 20 de mayo estará amañado

“No es candidato opositor”

La “candidatura unilateral” de Falcón solo ha sido aplaudida hasta ahora por el presidente Maduro, quien dice estar ansioso por vencerle en las urnas.

Carlos Vecchio, coordinador del partido político de Leopoldo López, Voluntad Popular (VP), lamentó que el exgobernador “le haga el juego al dictador”.

“Se aparta con esa acción de la unidad completa de una Nación que rechaza farsa electoral del 22 de abril”, sentenció el político quien se encuentra exiliado en Estados Unidos desde hace cuatros años.

Vecchio también rememoró las palabras del dirigente Pompeyo Márquez, pronunciadas en 1957, en el contexto histórico que representaba la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez. “La única estrategia justa para enfrentar dictadura es la acción unida de todos los venezolanos que aspiramos un gobierno de libertades”. Y añadió en que dejarse llevar por “fórmulas unilaterales o restringidas es incurrir en los mismos errores”.

Por su parte, el vocero de Vente Venezuela José Antonio Vega comentó que “el tiempo les dio la razón”, tras recordar que desde la organización liderada por la dirigente María Corina Machado se había advertido de la “estafa” que Falcón representaba para el estado Lara. “Hoy el desengaño ya se propaga a nivel nacional”.

Pero más contundente fue la MUD, al aseverar que “fijó su posición sobre las condiciones para que en Venezuela haya una verdadera elección, en el marco de la Constitución. Henri Falcón, con su inscripción para una farsa electoral, se deslinda completamente de la Unidad”.

A ellos se une el excandidato a la gobernación del estado Zulia Juan Pablo Guanipa. “Henri Falcón no puede calificarse como un candidato de oposición, ni de la oposición, ni de la Mesa de la Unidad Democrática, ni nada de eso porque para ser candidato de la oposición debe haber un consenso o participar en unas primarias que no ha habido”, ha dicho en exclusiva a TRIANGULANDO.

El dirigente de Primero Justicia, la segunda tolda de mayor peso dentro de la coalición opositora, conoce de primera mano las artimañas del oficialismo para derrotar a sus contrincantes en contiendas electorales. Y es que Guanipa fue destituido de su cargo como gobernador electo apenas días después de los comicios regionales, tras su negativa a juramentarse frente a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) “profundamente chavista”.

“La oposición venezolana tomó una decisión y quisiéramos que él reflexionara con respecto a eso. La decisión que se tomó fue que no están dadas las condiciones en estos momentos para ir a un proceso electoral como lo plantea el Gobierno, totalmente controlado por ellos, con un CNE que no tiene la confianza de los venezolanos y que no hay ninguna razón para pensar que se va a respetar el voto de los ciudadanos”, asevera.

Henri Falcón junto a Hugo Chavez

A estas condiciones desfavorables, Guanipa añade la imposibilidad para las nuevas inscripciones en el registro electoral, que ha impedido que cerca de más de un millón y medio de personas se registren en el ente comicial; y el hecho que los venezolanos que recientemente se encuentran en el exilio -cerca de tres millones de ciudadanos- no podrán participar debido a que el Consejo Nacional Electoral estableció que para poder votar desde el exterior estas personas deberán cambiar de residencia en las naciones donde están.

Por ello, puntualiza, “Falcón debería sumarse a las presiones de la oposición para tener un proceso electoral transparente”.

No obstante, a su juicio, la acción del exchavista no le quita el carácter unitario a la MUD porque él no representa a la oposición.

“Falcón hoy está fuera de la MUD, porque no compartió la decisión que tomamos. Él debería reflexionar, desistir de esa candidatura y sumarse a la presión en contra de esos comicios”, insiste.

Por los momentos, el aludido ha dado una sola señal de estar dispuesto a retirarse de la candidatura en caso de que Maduro no cumpla con lo acordado entre ambos.

“Si usted firma un contrato, con condiciones establecidas, y las cláusulas no se cumplen, no hay condiciones de darle cumplimiento al acuerdo. Nos retiraríamos”, dijo en entrevista a El País.

Pero el propio Falcón subrayó que el gobierno “es el más interesado en darle cumplimiento a esas condiciones”, porque “no tiene posibilidad de maniobra”.

Luis E. Mendoza R./ Caracas / @MendozasWork

Dejar un comentario