Israel no está sola


Mohamed Bin Salman, Principe heredero de Arabia Saudita reconoció en una entrevista con The Atlantic el “derecho” de los israelíes a tener su propia tierra, su propio Estado. Esta declaración del futuro Rey ha suscitado un gran revuelo en la comunidad internacional y es hasta lógico que así sea porque se trata de dos Estados que no solo no mantienen relaciones diplomáticas sino que el reino ni siquiera reconoce – formalmente – al Estado de Israel. En la misma entrevista el príncipe heredero, promotor de profundos cambios en su país, aseguró que le preocupa el destino de los lugares sagrados del Islam en Jerusalem y los derechos de los palestinos pero que mas allá de eso no tiene preocupaciones u objeciones contra “nadie”.

Estas declaraciones coincidieron con la movilización en Gaza – enclave del grupo terrorista Hamas– de cientos de palestinos hacia la frontera israelí. Movilizados en una iniciativa de Hamas, los palestinos trataron de penetrar a Israel y fueron recibidos por el ejército judío que dió de baja a por lo menos 15 palestinos. Diez de ellos miembros de Hamas. Israel reivindicaba así su legitimo derecho a defenderse. Como lo han manifestado en todos los foros internacionales, los israelíes quieren la paz pero tienen derecho a la defensa y tienen como hacerlo.

El excelentísimo Consul General de Israel en Miami, Florida, Lior Haiat, en conversación exclusiva con TRIANGULANDO, explicó que los sucesos del fin de semana en Gaza “obedecen a la agenda de Hamas, grupo terrorista que gobierna en la zona y que es financiado por su archienemigo, Iran.” El régimen de los ayatollas nunca ha tenido pudor en asegurar que Israel es el “gran satan” y que debe ser “borrado del mapa”. Desde el triunfo de la Revolución Islámica, Teheran ha sido enfático en su plan de ataque y destrucción del Estado de Israel. Según el Consul Haiat, ” Israel siempre se va a defender. No vamos a dejar que Hamas o el terrorismo internacional nos destruya o nos amenaze”. Para Haiat la comunidad internacional está cambiando su visión hacia Israel. Lo describe como una “nueva era” en el Medio Oriente que, según explica, comenzó hace algunos años: “Antes  se pensaba que el conflicto era entre Israel y los países árabes. Ahora se entiende, que es Israel contra el terrorismo internacional, es decir, contra el Estados Islámico ( ISIS) y Hamas”. 

Publicidad

Los hechos demuestran que el Consul no está equivocado. Israel logró la paz con países como Jordania y Egipto y además tiene buenas relaciones con los países del Golfo Pérsico y otros países  “moderados” de la región. El problema común, hoy, es el terrorismo internacional y la financiación del mismo.

Lior Haiat, Consul General de Israel en Miami, EE.UU.

Arabia Saudita

En el reino ha sucedido una suerte de Tsunami político, económico y social desde que el el joven y posible heredero del trono, Mohamed Bin Salman, de apenas 32 años, asumió el poder. Se trata de una transformación a gran escala, la mayor desde su fundación en el año 1932 y que sin duda está directamente relacionada al cambio generacional en la élite del país. Económicamente busca  sincronizarse con un capitalismo más cosmopolita y global que genere empleos, atraiga inversionistas internacionales y hasta a turistas no musulmanes. Socialmente la apertura toca directamente el delicado rol de la mujer en la comunidad ( les permitió conducir, trabajar, asistir a eventos deportivos, abrir salas de cine, etc) y enfrenta valientemente a la corrupción y a los corruptos “clásicos” en “intocables” de otros tiempos en el reino. Esto le ha valido que toda una corte de principes se le oponga pero también le ha valido el respaldo de millones de seguidores, lo que fortalece su poder. Políticamente el principe es sumamente firme con respecto a su principal enemigo, Iran, y es precisamente esa posición la que acerca al reino a Israel y a su principal aliado, los Estados Unidos.

Principe Heredero Mohamed Bin Salman asegura que el ayatolá Alí Jamenei hace “parecer bueno” a Hitler

Según el Consul Haiat, en este contexto, Israel se ha fortalecido. El cambio de Estados Unidos en su política hacia sus aliados en el medio oriente en general, y hacia Israel en particular, promovida por el Presidente Donald Trump, “ha hecho entender a la comunidad internacional que Israel no está sola como se percibía hace unos pocos años. Saben que Estados Unidos ya no va a permitir que pretendan someter a Israel”. 

Es este escenario el Presidente Trump ha sido contundente. La desición de mudar la Embajada de Estados Unidos de la ciudad de Tel Aviv a Jerusalem fué clave para entender la nueva política de Washington hacia su principal aliado en la región. Política que dista mucho de la ambivalencia hipócrita del ex presidente Barack Hussein Obama quien llevó las relaciones israeli-norteamericanas a su peor momentum tras el vergonzoso acuerdo nuclear firmado con Iran y el consecuente levantamiento de sanciones al régimen de Teherán que le valió a los ayatollahs el ingreso de millones de dólares a su quebrada economía. 

Para el Consul Haiat la desicion de Trump sobre la embajada en Israel fué uno de los momentos mas importantes de su vida “Casualmente yo me encontraba en Jerusalem cuando se hizo el anuncio oficial de que EE.UU. mudaría su embajada. Yo soy de Tel Aviv y sin embargo no te puedo explicar la emoción que sentí cuando escuché esa noticia. Jerusalem es la capital de nuestra civilización judeo-cristiana y aunque desde el día uno de la fundación del estado de Israel, Jerusalem es nuestra capital, la emoción viene porque se trata de nuestro orígen, de la capital del orígen de nuestra civilización”.

Presidente Donald Trump junto al Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu

Explica Haiat, la contundencia de la decisión de Trump “es además una demostración más del rol determinante de Estados Unidos en el mundo”.  El presidente Trump se ha dado a la tarea de recuperar lo que él denomina “el respeto internacional” que se perdió durante la administracion de Obama. Su política exterior, de linea dura, no exenta de tropiezos y criticas furibundas de sectores que protegen el establishment, ha sorprendido a propios y a extraños. Decisiones en torno a Israel, Venezuela, Rusia, Cuba, Iran y mas recientemente Nor Corea han causado, por igual,  estupor y admiración.

Pero es su posición de erradicar a los grupos terroristas islámicos – y su financiación- lo que ha definido gran parte de su política exterior y ha actuado en consecuencia. En este nuevo orden, que se desarrolla en la región, pareciera que es sólo cuestión de tiempo para ver – literalmente – el cambio que se generará por las nuevas y renovadas alianzas entre Washington y sus amigos, incluyendo a los nuevos amigos.

Lourdes Ubieta / Miami/ @lourdesubieta

Publicidad

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario