La trágica – y exitosa – historia de los creadores de Gaydar


Antes de su magnifica idea de crear un sitio de citas en internet para gays y bisexuales, la comunidad LGBT tenían que recurrir a bares y fiestas, o a incipientes portales digitales de bajísima calidad,  para conocer nuevos amigos y potenciales parejas. Henry Badenhorst, empresario nacido en Sudáfrica, tuvo una  genial visión cuando se percató de las dificultades que tenían sus amigos para encontrar un compañero de vida o de diversión. Inspirado en portales de citas heterosexuales, Badenhorst y su entonces pareja Gary Frisch fundaron “Gaydar”.  Rápidamente se convirtieron en una de las parejas gays mas poderosas e influyentes – además de ricas- del mundo… pero no tuvieron un final feliz.

 

La revolución Gaydar

Gaydar, fue en su día la web de citas gay más popular de la RedAparte de tener un diseño claro e intuitivo que otros servicios similares acabaron adoptando, suponía una forma segura, rápida y cómoda de encontrar posibles parejas que abrió las puertas a apps tan populares hoy como Grindr o Tinder.

Publicidad
Jackson Health System

No exenta de polémicas y críticas de sectores conservadores, Gaydar también fue noticia por algunos escándalos. El cantante británico Boy George encontró allí al modelo al que secuestró y encadenó contra su voluntad y por el que acabó en la cárcel. Un parlamentario británico y su marido coparon las portadas de los tabloides cuando trascendió que buscaban a terceros para que se les unieran en supuestas orgías de sexo y drogas mientras que otro compañero de la cámara baja británica reconoció que había contratado los servicios de un prostituto a través de esta web.

Gaydar, fundada en 1999, ofrecía una web de citas para hombres gay lo que supuso una nueva y revolucionaria manera de “homosocialización” que definitivamente cambió la vida de la comunidad LGBT.

El éxito de Gaydar – radar gay-   ocurrió rápidamente porque se diferenciaba de otras webs de contactos –ya sea para heterosexuales como match.com o para gays, como la entonces ya existente gay.com–, por permitir la presencia de “perfiles” tipo “Facebook”: cada usuario registrado tenía su propia página, con sus fotos y detalladas descripciones personales como gustos, hobbys, profesión y otras preferencias, incluso sexuales.  Allí se podía encontrar el amor o, sencillamente, un affair rápido y efectivo. La influencia de Gaydar no solo se extendió sobre las aplicaciones de búsqueda de pareja tanto homosexuales como heterosexuales, sino que llegó a cambiar las normas de la diversión nocturna: ensayos como The end of gay culture , El fin de la cultura gay, de Andrew Sullivan, señalaron al portal de “responsable de cómo los bares gays cambiaron de usos y costumbres una vez que la caza se trasladó de la pista de baile a lo virtual”. Con Gayder nacía un nuevo concepto en el mundo digital y humano.

Gaydar llegó a tener más de 5 millones de usuarios, mayoritariamente en Reino Unido, Australia y Sudáfrica, aunque también fue popular en EE UU y algunos países del continente europeo. 

Sus fundadores eran una pareja feliz. El éxito los arropaba y rápidamente entraron- junto a Elton Jhon y el actor MacKellen- en la lista de los homosexuales mas poderosos e influyentes del mundo. 

Durante 15 años Badenhorst y Frisch fueron una pareja “modelo”. 

Henry Badenhorst

Gary Frisch

Rompiendo estereotipos

Badenhorst contó al diario inglés The Guardian, que el éxito económico tardó 5 años en llegar. Las marcas, grandes y pequeñas, tenían terror de anunciarse en una plataforma dedicada a los encuentros sexuales entre hombres. Sin embargo, muchos ejecutivos superaron el miedo y pensaron en el “negocio” cuando se dieron cuenta que muchos de ellos mismos pasaban al menos una hora diaria navegando en Gaydar. 

El primer valiente  anunciante fue automóviles Ford. Se sumaron American Express, BMW y Virgin. Gaydar comenzó a producir cientos de miles de libras y para el año 2006  se había adelantado a las modernas aplicaciones de geolocalización al crear GPS, Gaydar Positioning System, que permitía al usuario buscar hombres disponibles en un radio de una milla. La plataforma también disfrutó de su propia emisora de radio, GaydarRadio, su versión femenina para mujeres lesbianas y bisexuales, GaydarGirls, que nunca alcanzó el éxito de su versión masculina, su web de entretenimiento GaydarNation o su propio local nocturno  llamado “Profile” en el Soho londinense.

Publicidad

Algunos negocios le salieron bien otros no tanto, pero para el año 2006 la pareja Badenhorst-Frisch ya era millonaria. Ese mismo año vino la ruptura.

El destino cruel

Según contó Badenhorst a la prensa británica, Frisch se cansó de las largas jornadas de trabajo y dedicación a Gaydar. Quería vivir su vida, liberarse, divertirse. A penas tenía 37 años y ya llevaba 15 años en relación de pareja. Frisch le dijo a Badenhorst que quería viajar, disfrutar la noche, revivir su juventud… De común acuerdo y sin dramas decidieron dejar la relación. Pocos meses después, el 10 de febrero del 2007, Badenhorst recibió la llamada que lo sumió en una profunda depresión: Su ex pareja, bajo los efectos de la droga ketamina, se había lanzado por el balcón de su apartamento en Londres. Frisch le había dejado todo su patrimonio valorado en 6.5 millones de libras esterlinas a Badenhorst.

Preguntado sobre ese doloroso momento, Badenhorst aseguró, con cierto sentimiento de culpabilidad, que ese había sido el peor día de su vida y  que “lo más que me hizo sufrir fue preguntarme: si no hubiéramos roto, ¿habrían sido diferentes las cosas?”.

Diez años después de la muerte de Frisch…. Badenhorst se quitó la vida.

El pasado 11 de noviembre en las lujosas torres Michelangelo de Johanesburgo, Surafrica, Henry Badenhorst, se lanzó de una altura de 23 pisos. La policía baraja la tesis de un suicidio. Tenía 51 años. 

https://sandtonchronicle.co.za/191113/suspected-suicide-michaelangelo-towers-man-reportedly-falls-23rd-floor/

 Según el portal Buzzfeed News, amigos de Badenhorst aseguran que este nunca superó la traumática muerte de Frisch y que vivía sumido en una profunda depresión.

https://www.buzzfeed.com/patrickstrudwick/the-co-founder-of-gaydar-the-groundbreaking-dating-site-has?utm_term=.xwokmB4R6#.qwVmGWwny

Así termina la historia de una pareja que revolucionó a la comunidad gay, a la publicidad y al mercadeo mundial.

Si Ud hoy, no importando su tendencia sexual, usa alguna plataforma para socializar, buscar pareja, affaires o amigos es en gran medida por la visión de estos dos empresarios que cambiaron la forma de relacionarse de millones de personas. Millones de personas menos Badenhorst quien tras el suicidio de Frisch eliminó su perfil de Gaydar y nunca mas lo volvió a usar.

Lourdes Ubieta / Miami / @lourdesubieta

 

 

 

 

 

Dejar un comentario