Luna Nueva en Aries


Esta es una de las más importantes Luna Nueva del año!, no sólo por que es en Aries, cuando un nuevo año astrológico comienza, sino por que coincide con importantes alineaciones cósmicas y con uno de los meses más potentes del año.

Este es un magnífico impulso, hacia finalmente lanzarnos a recuperar nuestro centro y reflexionar sobre nuestras posibilidades en la vida y dejar ir de lo que naturalmente concluye o nos impide evolucionar. Aries es el signo de la “semilla” con todas sus posibilidades. Es cuando vemos un nuevo sendero y sentimos la energía para recorrerlo, abriéndonos a sus posibilidades y aprendizaje. Aries no le teme a los desafíos, por el contrario, sabe que estarán en el camino pero se prepara para ello.

Esta Luna se forma exacta a 26ºde Aries, entre medio de Eris a 23º y Urano a 28º. Todo lo que esté alineado con Urano trae imprevistos- Es la última lunación en Aries que coincide con Urano en Aries,  en los próximos 84 años, pues Urano se traslada a Tauro el 15 de Mayo y solo volverá en retrógrado a los últimos grados de Aries entre el 7 de Noviembre de este año hasta el 7 de Marzo del 2019, cuando volverá a entrar en Tauro para quedarse allí hasta el 2026. Una nueva etapa comienza como lo hizo cuando entró en Aries en Marzo del 2011, justo para la explosión de la planta nuclear de Fukushima, y el comienzo de la Primavera Árabe, veremos que se trae esta vez (más de esto en otro artículo).

Publicidad

Lo que coincide con la lunación es el hecho que Mercurio se estacionará directo el 15, como alegoría del final de un ciclo de Re-visión y Re-flexión y Saturno comienza su retrógrado del año el 18, que durará hasta el 6 de Septiembre,  al mismo tiempo que su hijo Quirón, entra en el signo de Aries, que no visitaba desde el final de los años 60. Las últimas veces que  Quirón entró en este signo fué en 1918, al final de la Primera Guerra Mundial y luego en 1968, también un año donde los primeros vestigios de paz en la Guerra de Vietnam se comenzaban a vislumbrar aunque también un año de grandes conflictos. Finaliza así su tránsito por el signo de Piscis que comenzó en el 2010, que nos ha dejado claro, donde están nuestras heridas culturales y cuales son las víctimas  de las guerras y los conflictos bélicos tribales contemporáneos. Su entrada al signo de Aries, nos promete un nuevo periodo de acción basada en el reconocimiento de lo que hemos aprendido hasta ahora y quizás nos ofrezca la posibilidad de comenzar realmente una nueva etapa a nivel colectivo, con la aceptación de lo que debemos curar como especie. Este alineamiento de Mercurio y Chirón en los últimos grados de Piscis también nos recuerda lo aprendido en este periodo pisciano, reforzado por Neptuno también en Piscis aún, cuando hemos comprendido la diferencia entre Ser Víctima y victimizarse. Todos podemos ser víctimas de algo o alguien en algún momento , como en este momento lo están siendo millones de Sirios, de Rohinyas, de Yemeníes, pero la actitud de víctima ante la vida es algo muy diferente y muy cercano a la experiencia Piscis.

Quirón retornará a Piscis entre Octubre de este año y final de Febrero del año próximo cuando volverá a entrar en Aries para recorrer este signo de fuego hasta el 2026. Este tránsito también es parte del próximo artículo pero sí que quiero mencionar que nos traerá una actitud y visión muy diferente sobre nuestra capacidad de dejar de ser víctimas y tomar las riendas de nuestra propia vida-

Vesta y Folo también se encontrarán en los primeros grados de Capricornio en este mes, como si quisieran traer nuestra atención a las Instituciones creadas en el pasado y la necesidad de evolución y respeto de las mismas. Mucho tiene que cambiar todavía! Este es un momento crítico para muchas Instituciones no sólo gubernamentales, sino también financieras y educacionales. El tema de los excesivos precios de los Masters que son un lujo para la mayoría de los mortales, reforzando así el enriquecimiento intelectual y laboral de las élites y los ricos, es otro tema que tenemos sobre la mesa y necesita revisión. La posición cínica e irrespetuosa hacia las instituciones, sobre todo de los más jóvenes, a menudo nos da rienda suelta para cometer actos ilegales en vez de aceptar que sin ellas esto sería mucho peor. Saturno y Plutón en Capricornio todavía tienen mucho que decir al respecto.

Esta lunación también se forma alineada con Eris, la Diosa de la Discordia, y la indirecta causante de la Guerra de Troya. El descubrimiento de este pequeño planeta (enano) en los confines de nuestro sistema solar, donde se ha estado escondiendo hasta el 2005, nos ha traído a la consciencia que una gran parte de la población de todo el mundo, se siente olvidada y abandonada por los políticos y por las Instituciones, lo que ha resultado en la sublevación de aquellos que no se sienten “invitados a la fiesta”, con las consecuencias de: Brexit, la presidencia de Trump, el conflicto en Cataluña, en Siria, en Myanmar, en Argentina, en Venezuela, ISIS, etc. Una oportunidad más para comenzar una nueva etapa de reconciliación y respeto mutuo, con la consciencia que aunque nuestros ideales sean diferentes no debería llevarnos al conflicto, sino al compromiso y a la aceptación de la diversidad humana, ya que es esta diversidad lo que nos enriquece. Marte, el 26 se alineará con Plutón, que también se estaciona para iniciar su retrógrado del año este mes, el 23,  y juntos inician esta cuadratura a Eris, que desafortunadamente puede traer más muertes a razón de estos conflictos que existen en este momento histórico.

Ceres alineada con los Nodos lunares para esta luna nueva en Aries, nos recuerda que nuestra máxima esperanza de felicidad radica en retornar a Ella, al respeto de la Pachamama, de nuestra propia  naturaleza sabia, que necesita ante todo, Balance, Amor y Belleza para sobrevivir de una manera digna y completa y esto sólo se encuentra en abundancia y gratis en ella misma, en la Naturaleza.

Christina Laird / España / @astrologyworks

Dejar un comentario