Luna Nueva en Escorpio y Mercurio Retrógrado


Este es un mes con mucha actividad de planetas, energías cambiando, emociones volando. El 17, Mercurio inicia su último retrógrado del año, a 13º 29′ de Sagitario hasta el 7 de Diciembre cuando ha vuelto hasta los 27º de Escorpio. Su RE-entrada en Escorpio ocurre el 1 de Diciembre. El día anterior, el 16 de Noviembre,  Venus se estaciona directo, reanudando así su marcha hacia adelante a 25º Libra, concluyendo su retrógrado que comenzó el 6 de Octubre. Venus no volverá a retrogradar hasta el 13 de Mayo del 2020. Al mismo tiempo, también el 16, Marte finalmente deja Acuario, para entrar en Piscis (de esto escribiré luego). Y por último, al otro día de la Luna Nueva, el 8, Júpiter entra en Sagitario por los próximos 13 meses. El día de la Luna Nueva, el 7, los Nodos Lunares cambian de angularidad, para entrar en el ángulo Cáncer-Capricornio, después de haber recorrido Leo- Acuario desde Abril 2017. Estarán reactivando el discurso Cáncer-Capricornio hasta el 6 de Mayo del 2020.

Podemos decir, que esta Luna Nueva en Escorpio se forma en un momento donde varios aspectos de nuestra vida necesitan una ruta nueva, ya que  hemos tomado consciencia de diferentes necesidades y posibilidades, que nuestro interior tiene y pide.

Venus ha retrogradado a Libra y ciertos temas en nuestras relaciones necesitan resolverse, para poder dar un paso adelante, confiando que lo vivido nos ha hecho más sabios y más fuertes, pero por encima de todo, valorando y agradeciendo las lecciones aprendidas. Todo encuentro con otro, por terrible que sea el desenlace de la relación, nos deja con aprendizajes y toma de consciencia.

Publicidad

Con el Sol, la Luna y Júpiter en Escorpio, no podemos mantenernos en la superficie. Escorpio nos empuja a las oscuridades de nuestra psique y no hay forma de escaparlo. Pero es que tampoco deberíamos querer hacerlo. Debemos aprender a perder el miedo a las oscuridades, a lo desconocido, a lo invisible, a aquello que siempre ha estado allí, pero que no podemos ver con facilidad. Descubrir esas dimensiones, sólo nos enriquece y con ello aprendemos lo que la verdera magia es. Por sobretodo, nos enseña que el verdadero poderío radica allí, en lo que no vemos, en nuestra conexión con la Diosa, con la Naturaleza, con aquello que nos permite defendernos ante el peligro, con aquella parte de nuestra naturaleza que no necesita mirar para ver, ni escuchar para enterarse de lo que pasa. Los dispositores de esta lunación son Marte y Plutón, esos feroces fuerzas que nos convierten en potentes guerreros y fieras salvajes que con un sólo gruñido, podemos hacer paralizar al otro. El gorgón Medusa es un buen exponente de estas energías femeninas que nos dotan de sabiduría y poder. Sin ello seríamos víctimas del entorno y de los demás. Pero Júpiter en este signo, agrega una dimensión mucho más filosófica a este tema y comprendemos que es sólo cuando tenemos consciencia de tales energías, que podemos controlarlas y usarlas positivamente, en vez de destruir o destruírnos en el proceso. Esto se hace muy elocuente en este momento, ya que Júpiter forma una cuadratura a Marte y un trígono a Kirón, como si quisiera explicarnos que si bien debemos hacernos cargo de tales energías, debemos dejarlas ir por el camino de la consciencia y la curación.  Mucha de la ira que acumulamos no es enteramente nuestra sino que se ha filtrado ancestralmente, a través de la familia, de la cultura, de la nación, sobre todo aquellas familias o tribus que no han conscientizado su propia sombra. Nos la pasan y venimos al mundo cabreados y ni sabemos porqué. Folo, desde Sagitario, continúa en su cuadratura a Kirón y nos ayuda a destapar la olla a presión de la familia, pero también de nuestra cultura. Los dolores antiguos siguen causando estragos en el mundo y no nos permiten avanzar. Se convierten en un “loop” de resentimientos y odios que muchos ni siquiera conocen su origen.

El cambio de angularidad de los Nodos, significa que el Nodo Sur pasa a Capricornio, lo que nos abre una vez más la pregunta de a quien le hemos estado “regalando” nuestro poder: instituciones, políticos, entre ellos, hasta el punto de haber perdido nuestra capacidad de tomar acción  en situaciones que nos afectan a diario. El Nodo Sur de Plutón también está en Capricornio y todo esto se alineará con Saturno y Plutón en este signo que nos habla de la autoridad, el orden, el tiempo, pero en este momento: las instituciones. El Nodo Norte en Cáncer nos indica el camino a seguir, sugiriendo formas de cuidarnos y alimentarnos más saludables y por sobre todo, nos abre la consciencia hacia el poder del pueblo. Debemos dejar la desidia de lado y tomar responsabilidad por nuestros actos, nuestra familia, nuestra tribu, pero no desde la división, sino de la mutua cooperación. Si seguimos permitiendo que nos dividan, entonces la gente que transita los corredores del poder, nos manejan más facilmente. Siempre que ocurren grandes catástrofes, lo que realmente emerge es la cooperación y la ayuda, sin distinción de razas o idiosincracias. Lo vemos a diario en las noticias, por tanto , ese espíritu es el que Cancer nos inspira a rescatar. Esta angularidad realmente nos habla del Patriarcado y el Matriarcado y el mensaje claro de este cambio nodal, es el de encaminarnos hacia el Matriarcado, quitando poder al Patriarcado, ayudándole a evolucionar. Los Nodos Lunares nos permiten encontrar balance entre lo ancestral y el presente, entre lo aprendido y lo nuevo por aprender. La toma de responsabilidad por nuestras acciones es otro tema de esta angularidad Cáncer-Capricornio.

Quizás lo más importante de esta Luna Nueva en Escorpio es el trígono que forma a Neptuno en Piscis, lo que reitera el mensaje de que Todos estamos en el mismo barco, nos guste o no. Las decisiones que se toman políticamene a nivel mundial, nos afectan a todos, aunque no nos encontremos en el país donde se tomaron tales decisiones. Cada niño que muere de hambre, cada especie que desaparece, el calentamiento del planeta, son temas que nos afectan colectivamente, por tanto Todos debemos tomar responsabilidad por ello aunque sea en pequeñas dosis en nuestro cada día.

El otro aspecto de interés, es la oposición de Eris-Urano a Ceres-Venus, y estas dos últimas reciben el trígono de Marte. Algo de este aspecto nos habla de encontrar la forma de “cooperar”,  de llevarnos bien, de establecer puentes con aquellos que en apariencia amenazan nuestra forma de vida, aquellos que nos fuerzan a cuestionarnos y revisar nuestros valores, nuestros hábitos y nuestro sentido de seguridad.

Escorpio nos enseña que hay dos tipos de Astrología y de Vida, una visión diurna que analiza hechos que parecen estar fuera de nosotros y otra visión más nocturna, que nos demuestra que todo lo que pasa afuera, resuena en nuestro interior, nos demos cuenta o no.

Publicidad
Jackson Health System

Estos son momentos interesantes, excitantes, de grandes cambios, de evolución, y se nos llama a todos a participar, a tomar responsabilidad, a cuestionarnos y a encontrar respuestas.

Cuando le preguntaron a Caperucita Roja cómo fue que no distinguió entre su abuelita y el lobo, ella respondió: “A veces es difícil distinguir entre los que verdaderamente te quieren y los que te comerán viva”…..

Feliz Luna Nueva a todos!

Christina Laird / @astrologyworks

Dejar un comentario