Marihuana: la preferida


La administración del Presidente Donald Trump inició una nueva guerra contra la legalización de la marihuana en Estados Unidos cuando apenas empezando el 2018 el fiscal general Jeff Sessions rescindió los lineamientos de la administración del ex presidente Barack Obama que permitieron a los estados legalizar la marihuana con mínima interferencia federal.

Sessions explicó que la medida permitirá a los fiscales federales “utilizar principios procesales previamente establecidos que les proporcionen todas las herramientas necesarias para desarticular organizaciones criminales, enfrentar la creciente crisis de las drogas y frustrar los delitos violentos en todo el país”.

En efecto, esto permitirá que los fiscales federales usen su propio criterio para tomar medidas enérgicas contra las empresas de marihuana en los estados donde la marihuana es legal para fines recreativos, es decir, California  Nevada, Maine y Massachusetts. Recordemos que en EE.UU. la marihuana se legalizó en siete estados y en Washington DC. En Montana, Florida, Arkansas y Dakota del Norte solo se legalizó el uso medicinal de la planta sumando entonces  29 los estados en los que se permite el uso de la marihuana medicinal.  Sin embargo, en toda la Unión, la marihuana sigue siendo ilegal a nivel federal.

Publicidad

Fue el Presidente Barack Obama – quien admitió haber fumado cannabis – el que suavizó el enfoque hacia la droga permitiendo su legalización previo cumplimiento de algunos requisitos legales pero el cambio de administración en Washington y la crisis social por drogas que experimenta Estados Unidos llevaron al Departamento de Justicia a combatir la iniciativa de Obama.

Defensores y detractores de la legalización se enfrentan a diario con argumentos igualmente válidos mientras que la industria del cannabis ha invertido millones de dólares para entrar al mercado legalmente.

Marco Legal

El problema principal es el conflicto que existe entre las leyes federales y las leyes estatales sobre la marihuana.

Por años los interesados en la legalización se han dedicado a hacer el lobby  necesario en sus respectivos Estados para lograr la legalización con fines médicos y recreativos pero la ley federal se ha mantenido casi inalterable. El único cambio sucedió en el Congreso con la marihuana medicinal: aprobaron un presupuesto que prohíbe que el Departamento de Justicia use fondos federales para criminalizar dispensarios de marihuana medicinal y a usuarios donde la droga es legal con ese fin. Pero la marihuana sigue siendo ilegal pese a que su legalización se ha hecho mas popular a través de los años. 

La ultima encuesta de Gallup en 2017 sobre el tema arrojó que un 64% de los adultos norteamericanos apoyan la legalización del cannabis. 

http://news.gallup.com/poll/221018/record-high-support-legalizing-marijuana.aspx

Con esos números, políticamente también puede ser riesgosa la posición vertical del departamento de justicia frente a la marihuana. El 2018 es año electoral en EEUU. Se renovará el legislativo y  posiciones sobre el tema puede traer consecuencias negativas para la administración de Trump.

Marihuana Medicinal

Publicidad
Jackson Health System

Según un estudio del Centro Médico Wolfson, en Israel, la marihuana medicinal mejoró significativamente la condición de los niños que sufren de parálisis cerebral.  Según los resultados provisionales, el tratamiento con aceite de cannabis redujo los síntomas del trastorno y mejoró las habilidades motoras de los niños. También mejoró la calidad del sueño de los niños, los movimientos intestinales y el estado de ánimo general.

De igual manera otros estudios señalan que en pacientes con cáncer la marihuana disminuye las náuseas o vómitos asociados a quimioterapia, de hecho ese uno de los efectos más notorios y más beneficiosos del cannabis. También sirve para el tratamiento de la epilepsia especialmente en bebes con epilepsia refractaria, para pacientes con ansiedad pues funciona como relajante, y también tiene ciertas propiedades analgésicas para algunos tipos de dolor de orden articular, muscular y visceral entre otros.

Danielle Ceruti presidenta de Cannalatino  es paciente tratada con marihuana medicinal. Su propia historia la llevó a convertirse en defensora y lobista por la legalización de la marihuana en EE.UU. Durante años Ceruti fué tratada con fármacos tradicionales que según cuenta en exclusiva para TRIANGULANDO la estaban induciendo al suicidio. Vivía en la ciudad de Miami, Florida EE.UU. junto a su esposo y dos hijos, uno de ellos, mal diagnosticado  y por ende mal tratado con fármacos que según cuenta “le estaban destruyendo la vida”. La situación familiar se complicó con la situación de salud de su menor hijo y fue cuando decidieron mudarse a Denver, Colorado. “Fue en una consulta médica cuando un galeno se me acercó y me dijo: es ilegal lo que le voy a decir pero Ud  debería tratarse con marihuana. Eso me sorprendió porque no me lo esperaba pero la verdad es que ese medico me devolvió mi calidad de vida”.

Ceruti comenzó un tratamiento que al cabo de 5 años la ha estabilizado y según cuenta “salvado la vida”. Igualmente a su hijo,  diagnosticado en Denver con una enfermedad mental. “El problema que tenemos con la marihuana es que está estigmatizada. La gente, incluso madres de pacientes sienten vergüenza de decir que están siendo ellos o sus hijos tratados con marihuana”

Desde Cannalatino Ceruti se dedica a tramitar ayudas para pacientes que podrían verse beneficiados con la marihuana medicinal. Según cuenta ha ayudado a centenares de familias a conseguir tratamiento ” parálisis cerebral, autismo, distintos síndromes, enfermedades mentales, musculares, cáncer son solo algunas de las enfermedades que he visto tratar con excelentes resultados. Mucho mejores que con la farmacología tradicional. Igualmente con los tratamientos para pacientes terminales. Recuperan la tranquilidad y se van felices”

Extracto de marihuana para tratamientos de Cáncer

Cifras mil millonarias

El mercado de la marihuana mueve millones de dolares y eso no es sorpresa para nadie.

Solo en Colorado llegó en 2017 a una cifra récord de ventas: USD $1000 millones en tan sólo ocho meses. La producción de cannabis para los mercados recreativos y medicinales, alcanzó esta cifra de ventas durante el mes de agosto, y representa un crecimiento del 21 por ciento respecto del mismo periodo del año anterior de acuerdo a los estados financieros revelados  por el Departamento Fiscal de Colorado

En California, tras la entrada en vigencia de la legalización de la marihuana recreativa, se estima que los ingresos por la venta de marihuana medicinal caerán de 2.000 millones de dólares en 2016 a 1.400 millones en el 2018. Igualmente se calcula que la venta de marihuana recreativa recaudará más de 5.000 millones de dólares al acaparar el 62% de las transacciones, mientras el mercado negro conservará el 30%.

En Florida generará unos 1.600 millones de dólares en 2020, con un crecimiento anual del 140 %. Florida podría acabar produciendo el 7,5 % del total de cannabis legal producido en Estados Unidos y el 14 % de la marihuana medicinal para 2020.

Según Ceruti es precisamente las altísimas cifras que maneja el cannabis lo que ha perturbado el negocio de algunos mercados “gastan millones de dólares en propagandas contra la marihuana y luego vemos que son la industria del tabaco, el alcohol o laboratorios farmacológicos quienes están detrás del pago de esa mala publicidad. Es un juego muy sucio”.

En total el mercado de la marihuana legal en Estados Unidos para 2021, podría alcanzar US $ 20 mil millones.

El lado Obscuro

Buscando un refugio seguro en el mercado de la marihuana legal en Colorado y California, traficantes de droga cultivan su producto entre los almacenes y granjas autorizados por el estado para exportar luego clandestinamente una gran parte de la cosecha y ganar millones de dólares con la venta.

Según reportes policiales traficantes envían la droga a estados donde no está legalizada y a otros donde su valor se multiplica. También traficantes de origen cubano fueron acusados de reubicarse en Colorado para cultivar el producto que luego enviaron a Florida.

Por otra parte, según la Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y la Salud, el uso de la marihuana  ha aumentado desde su legalización. El consumo en jóvenes entre 18 a 25 años aumentó de 26,8% en 2012 a 31,2% en 2014. Durante el mismo período, el uso entre adultos mayores de 26 años, pasó de 7,6% a 12,4%.

También, la legalización del uso de la marihuana con fines medicinales y recreativos detonó un mayor consumo en el sector infantil, según informó el subsecretario de Estado adjunto de la Oficina de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley de Estados Unidos, James Walsh.
“Ahora tenemos más niños fumando mariguana”, aseveró. 

De igual manera, las detenciones por conducir bajo los efectos de la marihuana aumentaron tras la legalización.  

El consumo de marihuana aumentó en embarazadas del 4% al 7% . “Puede que su uso entre embarazadas aumente en parte porque la legalización de la marihuana ha hecho que la gente piense que la droga es menos peligrosa”, asegura Barbara Yankey, profesora de salud pública en la Universidad Estatal de Georgia.

“La única manera de detener esto es educar” puntualiza Danielle Ceruti. “Todo lo que hemos avanzado en la legalización de la marihuana y sus beneficios se puede detener si no educamos a la gente. Hay que hacer mas estudios, informarse. La marihuana debe tratarse como el alcohol. Hace falta un marco regulatorio para desestigmatizar un producto que como vemos, legal o no, lo consumen millones de personas en Estados Unidos y es la droga mas consumida en el mundo”.

Investigaciones TRIANGULANDO / Miami / @triangulandonet

Dejar un comentario