Antes de opinar sobre Gaza, Israel y Hamas, mejor lee esto…


Sé que el título suena bastante pretencioso, pero la intención de estas líneas es ir más allá de lo que las imágenes superficiales pueden mostrar, entender la realidad fuera de los titulares y de la propaganda mentirosa de los terroristas de Hamas y quienes les apoyan explícita o implícitamente. Esto es clave de cara a los eventos planeados por Hamas para este lunes 14 y martes 15 de mayo, en los que su esperanza es que haya una fuerte espiral de violencia. Es la lógica de los terroristas, no de los gobiernos que velan por el bienestar de sus pueblos. 

Las protestas están convocadas para el día en que Estados Unidos traslada su Embajada a la capital israelí, Jerusalem, y para el 70° aniversario de lo que los palestinos llaman la “nakba”, catástrofe, por la creación de Israel. Claro que si los árabes hubieran acatado hace 70 años la resolución de la ONU que violaron, se habría creado el Estado palestino junto a Israel y a esta altura del año, ambos Estados celebrarían juntos. Pero con tal de intentar que no nazca Israel, prefirieron renunciar al Estado palestino. Nosotros lamentamos que no haya sido creado en aquel entonces. Se habría ahorrado mucho sufrimiento. Pero no lamentamos que los árabes hayan perdido la guerra a la que se lanzaron contra Israel, ya que de lo contrario Israel hoy no existiría.
– Hamas llama a multitudes a la frontera entre Israel y Gaza, a que miles o más aún rompan la valla fronteriza e irrumpan a territorio israelí. Es una violación abierta de la soberanía israelí. Ningún país puede permitir una ofensiva de ese tipo de sus vecinos, muy especialmente cuando se sabe claramente que es una entidad gobernada por terroristas cuyo declarado objetivo es destruir y asesinar.

– La amenaza es atacar a los poblados civiles israelíes, algunos de ellos ubicados a tan solo unos cientos de metros de la frontera. Hamas hizo circular este domingo un video escrito en hebreo y árabe, en el que exhorta explícitamente a los habitantes de los poblados israelíes a irse de sus casas porque de lo contrario se toparán con muerte y destrucción. Destrucción es también lo que han estado buscando en las últimas semanas con las cometas incendiarias. Nada tienen de románticas ni son prueba de la “debilidad” del otro lado. Son un mero reflejo del deseo destructivo, de quemar campos del lado israelí, como si eso ayudara en algo a los palestinos. 
-El ejército israelí asegura que Hamas planea azuzar a 250.000 palestinos a romper la frontera e infiltrar entre los civiles a terroristas armados y no uniformados, lo cual supone un peligro mortal de gran envergadura para la población civil israelí que vive cerca del límite con Gaza.
-Hamas sabe que los efectivos israelíes no pueden permitir esa infiltración masiva y que en caso que ello sea ineludible, tendrá que abrir fuego. La esperanza de Hamas es que Israel dispare hacia los palestinos, sabiendo que si hay muertos, la comunidad internacional juzgará y criticará de inmediato a Israel. 
-Hamas busca muertos israelíes y muertos palestinos. 

Publicidad
Curso Prevencion de Fraude

-Lo que ha estado ocurriendo en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza en las últimas seis semanas no son manifestaciones pacíficas, como alega Hamas, sino provocaciones violentas en las que hubo centenares de intentos de romper la valla fronteriza que separa la Franja del territorio israelí y decenas de casos en los que fueron usadas armas para intentar cometer atentados contra las tropas que montan guardia de su lado de la frontera. Los palestinos sostienen que han muerto hasta ahora 48 personas y alegan que la mayoría eran civiles, mientras el ejército israelí dice que al contrario, la mayoría eran directamente miembros de los grupos terroristas o manejados por ellos contra Israel.
Hay videos que muestran claramente cómo fueron puestos en escena casos de muertes y heridos (vimos a la víctima levantarse sola de la camilla)y cómo se usó a niños y jovencitos para que sean los primeros en acercarse a la frontera. 

La dinámica planeada para esta semana, supuestamente, apunta a agravar todo lo ya hecho.

– De los terroristas de Hamas no se puede esperar ninguna actitud que aporte a su pueblo sino únicamente lo que sirve a su agenda extremista. Pero sí se puede tratar de convencer a los palestinos mismos, a los civiles, que no cedan a las presiones y llamados de Hamas, que no compren sus mentiras. Por eso Israel ha intensificado sus intentos de llegar directamente a la población civil, mediante panfletos lanzados desde el aire, mensajes de textos a celulares y hasta llamadas telefónicas, exhortándoles a no participar en las provocaciones de Hamas.
Este lunes de madrugada fueron lanzados sobre Gaza papeles con mensajes directos, en los que les llaman a no servir de herramientas en las manos de Hamas . 
Uno de los textos dice: “Hamas prometió mejorar la infraestructura de la Franja de Gaza.¿Acaso lo han hecho?. Hamas prometió establecer nuevos centros médicos y educativos. ¿Acaso lo han hecho?- Hamas prometió atender las necesidades civiles.¿Acaso lo han hecho? Hamas prometió que la participación en los disturbios mejoraría vuestras vidas. ¿Tú crees que eso ocurrirá?”.

El otro texto dice lo siguiente:
“A los participantes en los disturbios: Ustedes están participando en desórdenes violentos que arriesgan vuestras vidas. Hamas está aprovechándose de ustedes para ocultar su fracaso y los está amenazando así a ustedes y el bienestar de vuestras familias. Las Fuerzas de Defensa de Israel están prontas para lidiar con cualquier escenario y actuará contra todo intento de dañar la cerca fronteriza o de dañar a los soldados o civiles israelíes. No permitan que Hamas los use cínicamente como títeres. Aléjense de la valla de seguridad, de los instigadores del terrorismo y los violentos! Sálvense y prioricen la construcción de vuestro futuro!”.

– Los palestinos presentan todos los disturbios de las últimas semanas como producto de la “desesperación” palestina en Gaza. Pero el único responsable de dicha desesperación, del alto porcentaje de desempleo y del hecho que no hay fronteras abiertas sin limitación, es Hamas, que gobierna Gaza desde junio del 2007, desde hace ya más de 10 años. Dedica sus recursos a su agenda terrorista, no al bienestar de la población. Y antes de los cohetes, de los atentados desde Gaza, varias decenas de miles de palestinos de Gaza trabajaban diariamente en Israel. Fue el terrorismo el que cerró la puerta.
– El ejemplo más increíble de la agenda retorcida de Hamas, fue la serie de destrozos perpetrados los dos últimos viernes por los palestinos, bajo evidente orden e incitación de Hamas, en el pasaje fronterizo de Kerem Shalom, ubicado al sur de la Franja de Gaza. Mientras el pasaje fronterizo de Rafah, que conecta con Egipto, estuvo abierto en todo el 2017 únicamente 37 días, Kerem Shalom manejado por Israel está abierto constantemente, salvo en el día de descanso, el sábado (shabat), y por allí entran diariamente centenares de camiones con las mercaderías necesarias para abastecer Gaza. Es el pulmón por el que respira Gaza, por el que recibe mercaderías, combustible y gas. Pero los destrozos provocados por los palestinos fueron tales, que Israel tuvo que cerrar el pasaje “hasta nuevo aviso”. Los únicos perjudicados son los palestinos.Y el pasaje se cerró por su culpa.
A pesar de ello, la unidad de enlace del ejército israelí con Gaza, se las arregló para lograr introducir algunos camiones con medicinas a Gaza este domingo, un día y medio después del vandalismo en Kerem Shalom, para que no falte algo tan necesario.
Los ataques, que el ejército sostiene fueron manejados y concebidos por Hamas-ya que fueron distinguidos claramente hombres vestidos de civil pero con equipos de comunicación dirigiendo el tema- rompieron la infraestructura por la que Gaza recibe lo que precisa para su vida diaria. Además de la espeluznante estupidez de quienes lo hicieron en la práctica, está el demoníaco plan de Hamas, convencido que cuanto peor esté la población, mejor les irá a ellos.
– Como si no alcanzara con el pasaje de mercaderías Kerem Shalom, el sábado se reveló que Israel había detectado con su nueva tecnología un túnel subterráneo cavado por Hamas, que ya se hallaba a pocos metros de adentrarse en territorio israelí, a muy corta distancia del pasaje de Erez, en el norte de la Franja, el sitio por el que salen de Gaza los palestinos que reciben tratamiento médico en Israel, los comerciantes palestinos que exportan de Gaza a Israel, Cisjordania o el exterior y por el que ingresan los funcionarios de las organizaciones internacionales que ayudan a los palestinos. Si Hamas lograba terminar de cavar el túnel y adentrarse con él a Israel, cometiendo un atentado en el kibutz Erez que lleva el mismo nombre que el pasaje fronterizo, cabe suponer que el pasaje Erez habría sido clausurado. Nadie ganaba nada con ello, seguro no los palestinos.
– En declaraciones a una agencia noticiosa palestina, uno de los jefes de Hamas en Gaza, Fathi Hamad, declaró: “Si los cruces no se abren y no se cubren las necesidades de Gaza, serán destruidos, estén donde estén. No nos detendremos después de esos dos días de protestas (A.J: 14 y 15 de mayo) sino que continuaremos hasta que hayamos alcanzado los objetivos de la Marcha del Retorno”. 

Publicidad

Está clarísimo. Hamas orquesta la violencia.
– A pesar de estas acciones de los terroristas no sólo contra Israel sino contra su propio pueblo, los jefes de Hamas tienen todavía el tupé de seguir mintiendo. “¿Qué problema hay si cientos de miles se abalanzan sobre la cerca, que no es la frontera de un Estado?”, preguntó días atrás retóricamente Yehia Sinwar, jefe de Hamas en Gaza, a periodistas extranjeros . Por un lado, confirma claramente cuál es la intención, dejando en claro implícitamente que es un plan directo de Hamas: romper la frontera. Por otro, tergiversa totalmente la realidad al decir que la cerca entre Israel y Gaza no es la frontera de un Estado. Claro, para su lógica no lo es, porque Hamas no reconoce a Israel. Pero lo que está del otro lado de la frontera, no es un territorio en disputa de acuerdo al Derecho internacional, sino el territorio soberano de Israel.
“Todo depende de la reacción de la ocupación israelí”, agregó. Para él, la existencia misma de Israel es ocupación. Cuando Hamas dice “ocupación”, se refiere al territorio soberano de Israel.
-Sinwar agregó: “Lo más peligroso es que los jóvenes empiecen a perder esperanza en una vida digna en Gaza. Para hablar con tal cinismo, se necesitan dos cosas: ser un increíble caradura y estar seguro de que el mundo le creerá. Y esta última parte, es culpa de todos aquellos en la comunidad internacional, que en lugar de plantear claras exigencias a Hamas y de denunciarlo ante todos los foros posibles, se creen que atacando a Israel están defendiendo a los palestinos. Craso error.

Ana Jerozolimski/ Israel 

Dejar un comentario