El Petro: La Nueva Estafa de Maduro


El anuncio de la creación de una criptomoneda venezolana sorprendió a la opinión pública. En medio de lo que se ha convertido en la peor crisis de su historia moderna, el petro surge como un nuevo intento del Gobierno de Nicolás Maduro por tratar de superar los problemas financieros conducidos por su propia administración. Pero, ¿qué tan efectiva podría resultar esta nueva estrategia?

“He estudiado a fondo este tema y Venezuela va a implementar un nuevo sistema de criptomoneda a partir de las reservas petroleras: el petro”, dijo el presidente Maduro el pasado 4 de diciembre.

Con esta afirmación, el mandatario venezolano ha dejado en claro que esta moneda digital se diferenciará de las cerca de 1.600 criptodivisas existentes en el mercado internacional. Y es que, contraria a las demás, el petro contará con un respaldo de activos basados en los recursos naturales de su territorio de origen: petróleo, oro, diamantes y gas.

Publicidad
Curso Prevencion de Fraude

“Las criptomonedas no tienen respaldo en activos, solo están basadas en la presión de demandas sobre ellas y tienen una limitación en la ilusión de la moneda”, explica a TRIANGULANDO el experto en macroeconomía Johny Zafra.

Señala que estas dos variables críticas de las divisas digitales son las responsables de que su precio suba o baje, pues se basan en la presión de demanda por la confianza en la moneda y porque no tienen límites de emisión creciente. Lo que hace que el valor de la criptomoneda aumente a medida que más personas la adquieran.

De allí que esta novedad del petro pueda ser una constante en un futuro no muy lejano dentro del mercado de las criptos, según el experto, quien alude al sistema monetario actual para aclarar su tesis.

De las divisas más cotizadas a nivel mundial, el dólar es la única que no está sustentada sobre ningún activo y su valor se basa en la demanda a nivel mundial, aprovechado por la cotización del petróleo en dólares. Característica que podría llevarle a una súbita caída en los próximos años dado a la tendencia actual de algunas naciones de pagar el barril de crudo en otra moneda.

“Esto generaría que el mercado busque un respaldo en activos de las monedas, lo que podría llevarnos a regresar al patrón oro de hace 50 años atrás”, sostiene Zafra. Y es esta misma inclinación lo que podría guiar a una transformación en el mercado de las criptomonedas.

Publicidad
Curso Prevencion de Fraude

“Siendo las criptomonedas el futuro del mercado financiero y con el precedente que estaría dejando el dólar, es probable que las divisas digitales más cotizadas sean las respaldadas en algún activo, es decir criptoactivos. Dentro de ese escenario surge el petro, que está respaldado en los barriles de petróleos, el oro y el diamante que potencialmente tiene Venezuela en reservas de esas materias primas”, resalta.

El valor de la confianza

Pero de allí a que esta particularidad sea una fortaleza está por verse. A fin de cuentas, digital o no, el valor de las divisas a nivel mundial se basan en gran parte en la confianza del mercado en ellas, en especial en el caso de las criptomonedas.

Un ejemplo de ello puede verse en el reciente comportamiento de la criptodivisa más conocida a nivel mundial, bitcoin, cuyo precio ha acumulado una caída superior al 20% en tan solo 24 horas en los principales mercados de Asia, ante los temores por las posibles nuevas restricciones sobre esta moneda en Corea del Sur y China.

El bitcoin se cotizaba el pasado 16 de enero por un precio medio de 1,394 millones de yenes (US$ 12.568) en las casas de cambio niponas y por 13,513 millones de wones en las surcoreanas (US$ 12.634), según datos de la web especializada Cryptocompare.

Publicidad

Estos precios significaron descensos diarios del 22,7% y del 24,14%, respectivamente, que intensificaron la tendencia a la baja en la que ha estado sumido la afamada criptomoneda desde inicios de 2018. Ethereum, la segunda divisa encriptada con mayor capitalización global, también acumula una caída superior al 20%, mientras que las siguientes, Ripple y Bitcoin Cash, pierden entre un 10% y un 15%.

Analistas achacaron estos desplomes a la inquietud ante posibles nuevas regulaciones sobre el bitcoin o incluso la prohibición de su comercio en Seúl, donde se ubican algunos de los mayores mercados mundiales de criptomonedas.

Días atrás, el ministro de Finanzas surcoreano, Kim Dong Yeon, aseguró que el Ejecutivo trazará medidas para frenar la “especulación irracional” que, a su juicio, existe en los mercados locales de criptomonedas y aseguró que el cierre de corredores sigue sobre la mesa, reseñó la agencia de noticias Efe.

A esto se unen los planes del Gobierno chino para vetar el uso de webs y aplicaciones de móviles extranjeras que den acceso a mercados de monedas virtuales, así como para restringir las actividades de las “minas” de bitcoin (sistemas informáticos para generar estas criptomonedas y mantener la tecnología en la que se basan) instaladas en el país.

http://www.lavanguardia.com/economia/20180117/4473814646/bitcoin-cae-20-por-ciento-temor-restricciones-china-corea-sur-asia.html

Por ello no es de extrañar que el mercado mire hacia Venezuela antes de apostar en el petro, que además se convertirá en la primera divisa digital a nivel mundial en ser centralizada.

Siendo esto uno de los principales problemas que debe enfrentar la criptomoneda venezolana incluso antes de su nacimiento, debido a que su territorio de origen atraviesa por la peor crisis económica de su historia. La nación petrolera inició 2018 dentro de un espiral hiperinflacionario. De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la inflación culminó el pasado año en 1.133% y podría alcanzar los 2.329% a mediados de este nuevo período.

¿Podría el 2018 ser un peor año para Venezuela?

A ello se une una situación política delicada que ha ocasionado una guerra institucional en donde la dupla formada por los poderes Ejecutivo y Judicial han maniatado al Legislativo, controlado por la oposición, dejando sin efecto cada una de sus decisiones.

De hecho, la propia Asamblea Nacional ya ha rechazado la propuesta de la criptomoneda anunciada por Maduro por considerarla una forma de endeudamiento advirtiendo que, lejos de presentar una alternativa para la crisis económica que vive el país, representa un riesgo debido a que permite al Ejecutivo hipotecar las reservas naturales y generar un mayor endeudamiento.

En un acuerdo aprobado por unanimidad apenas tres días después de que lo anunciara el mandatario, el ente unicameral declaró su nulidad y denunció que su utilización es ilegal porque viola el artículo 12 de la Constitución que establece que los yacimientos mineros y de hidrocarburos de la República son inalienables.

“No es una criptomoneda, es una venta a futuro. No sabemos cuándo inicia ni cómo se desarrollará. Ahora, si ese mecanismo está respaldado en la confianza ¿quién va a confiar en un gobierno que debe más de 600 millones de dólares en bonos? Definitivamente, el petro compromete y endeuda a la República”, dijo el diputado opositor Jorge Millán ante la plenaria, citado por el rotativo venezolano El Nacional.

Advirtió que los inversionistas no tienen ninguna garantía y que cuando se reinstaure el Estado de Derecho y las leyes, el próximo gobierno democrático no se hará responsable del fraude cometido por el chavismo.

Otro legislador, Wiliams Dávila, afirmó que la moneda virtual no es confiable porque no está sometida a una entidad bancaria, legitima transacciones ilícitas, lavado de activos, tráfico de drogas y corrupción.

También afirmó que viola el artículo 318 de la Constitución, que se refiere a la protección del bolívar como moneda única para transacciones nacionales.

http://www.el-nacional.com/noticias/asamblea-nacional/asamblea-nacional-petro-compromete-endeuda-republica_218125

De igual forma opina el economista y director de la firma Capital Market Finance, Jesús Cacique. A su juicio, el petro no es más que un título de valor “disfrazado” por el Gobierno de Maduro como una criptomoneda.

“La Gaceta Oficial 3.196, donde se presenta esta divisa digital, la muestra como un contrato a futuro de compra y venta de petróleo, cuyo activo subyacente es un barril de crudo y si eso es así requiere una fecha de término de un precio establecido y eso muy poco se parece a una criptomoneda”, dice a la redacción de Triangulando.Net.

Asevera que el Ejecutivo venezolano intenta hacer caja por la caída de las exportaciones petroleras, en tanto el incremento del precio del petróleo no le genera ninguna ganancia al gobierno por la caída de la producción en la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en los últimos meses de más de 248 mil barriles, “por lo que el petro es solo una forma de generar recursos”.

Mafias, corrupción y debacle productivo: PDVSA es Venezuela

El comportamiento del mercado

A pesar de todas las irregularidades que rodean a la criptomoneda venezolana, aún queda esperar cuál será la respuesta del mercado una vez sea lanzado el ruedo.

“En una primera etapa debe haber cierto nivel de confianza para que los usuarios adquieran esta divisa y esa seguridad podría estar garantizada por un lado por un activo subyacente de la moneda, pero por otra parte la economía del país deja mucho que desear y el petro sin dudas será relacionado con Venezuela por ser su minero principal”, apunta Zafra.

No obstante, el hecho de que esta criptomoneda se esté iniciando en el “fondo de los fondos”, en relación a la propia crisis venezolana y a los bajos precios del petróleo, podría darle un valor agregado para los inversionistas que busquen arriesgarse.

“Esto se podía ver como una apuesta de que comprándolo de ese modo hay probabilidades a favor del inversionista que lo está tomando desde abajo, por lo que para que esa persona que esté tomando el riesgo no es tan malo adquirirlo en esta situación que está el país porque le saldría mucho más económico ahorita que más adelante”, puntualiza el experto en referencia a la conocida táctica financiera de “comprar barato y vender caro”.

Por ello, concluye el economista Cacique, “la última palabra la tendrá el mercado”.

Héctor A. Díaz / Caracas / @HecADíaz

 

Dejar un comentario