¿Quién es Rafael Ramírez? El “zar del petróleo” se quedó sin reservas


Las notorias diferencias entre el funcionario chavista y el Alto Mando del presidente Nicolás Maduro le dejan un futuro incierto dentro del Gobierno venezolano, mientras que su poder en la estatal PDVSA se ve cada vez más mermado

Rafael Ramírez fue en su momento uno de los hombres más poderosos de Venezuela. Incluso, hasta el 2 de septiembre de 2014 llegó a acumular una cuota de poder que solo era superada por el presidente Nicolás Maduro, dado a los cargos que ostentaba como presidente de la estatal Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA) y ministro de Petróleo del país con la mayor reserva de crudo del mundo.

El también conocido como “zar del petróleo” fue una pieza fundamental en el gabinete Ejecutivo del expresidente Hugo Chávez, al punto de que el propio Ramírez se ha jactado de ello en recientes declaraciones en las que se ha mostrado muy crítico del actual gobierno venezolano, del que aún forma parte como embajador ante las Naciones Unidas (ONU). “Cuando estaba muriendo (Chávez) solo llamó a cuatro (personas) y yo estaba allí”, ha llegado a decir.

Publicidad

No obstante, hoy una verdadera “pelea de mafias” dentro de la estatal energética venezolana ha desatado una cacería que busca desterrar cualquier rastro del aún embajador venezolano de la empresa que genera más del 95% de los ingresos de la nación.

“Todopoderoso” petrolero

Egresado como ingeniero mecánico de la Universidad de Los Andes (ULA), ubicada en el estado Mérida en Venezuela, fue designado como parte de un nuevo gabinete ministerial tras el golpe de Estado que recibió el exmandatario venezolano en abril de 2002.

Al quinto mes de gestión enfrentó un paro nacional que detuvo la industria más importante del país. En diciembre de ese año, Fedecámaras, la Coordinadora Democrática y la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) llamaron a huelga general, y un alto porcentaje de la nómina mayor de PDVSA apoyó la decisión, afectando duramente los ingresos petroleros. No obstante, el Gobierno Nacional con Chávez a cargo del Ejecutivo y Ramírez al frente de la cartera petrolera, vencieron este obstáculo.

Derrotada la huelga en febrero de 2003, y con el restablecimiento de los niveles de producción durante ese año y los meses siguientes, el ex jefe de Estado tomó la decisión de nombrar a Ramírez presidente de PDVSA en diciembre de 2004, en una clara violación de los estatutos sociales de la estatal petrolera que prohibía a funcionarios con cargos ministeriales ocupar un curul en la Junta Directiva de la sociedad, pero la ley fue “enmendada” días después para cubrir la ilegalidad.

A partir del 2006, se encargó de “teñir de rojo” a la petrolera convirtiéndola en el brazo financiero del proyecto chavista. Y fue esa misma PDVSA “roja, rojita”, según la definió el propio Ramírez, la que conformaría las asociaciones estratégicas en la Faja Petrolífera del Orinoco, donde se

encuentra una de las mayores reservas de crudo del mundo, y el inicio de la venta de activos en el exterior con la negociación de una refinería en Luisiana (EE.UU.). En tanto, el aporte social de la estatal sería de USD 11.993 millones, un incremento de 64,5% con respecto a 2005.

A Ramírez también le correspondió, a inicios de 2007, inaugurar la política de ventas a futuro, cuya práctica fue denunciada por la antigua gerencia, que la consideraba lesiva a los intereses del país. También en abril de ese año, se emitieron los primeros bonos de la estatal por 7.500 millones de dólares, según reseña el portal venezolano Poderopedia. http://www.poderopedia.org/ve/personas/Rafael_Ramirez#tab_perfil

Con la muerte de Chávez el 5 de marzo de 2013, y la cuestionada elección de Nicolás Maduro como presidente de la República el 14 de abril del mismo año, comenzó la caída de Ramírez dentro del chavismo.

Publicidad

Pese a que Maduro le reafirmó como ministro de Petróleo y Minería una vez tomó posesión, y le promovió a Vicepresidente del Consejo de Ministros para el Área Económica siete días después, fue poco o nada lo que pudo hacer por la economía del país al verse imposibilitado para llevar a cabo su programa de reformas en ese campo, dada las resistencias internas de los sectores oficialistas más reacios a los cambios.

Además surtieron efectos sus aspiraciones políticas y sus roces con buena parte del llamado Alto Mando de la revolución bolivariana. Por ello, a poco más de un año de haber sido designado como vicepresidente económico, fue removido de su cargo para tener una corta pasantía por la Cancillería venezolana y posteriormente ser designado como embajador de Venezuela ante la ONU, quedando así fuera del epicentro de las grandes decisiones en el chavismo gobernante.

Con su salida de la importante industria petrolera, PDVSA quedó en manos de Eulogio Del Pino, una nueva ficha de Maduro que también contaba con la confianza de Ramírez.

Nicolás Maduro y Rafael Ramírez

Relación estrecha con la corrupción

En 2011 estuvo inmerso en acusaciones de corrupción en los Estados Unidos. A través del Departamento del Tesoro norteamericano se le abrió una investigación al banco Ocean Bank de Miami, por un movimiento “extraño” en las cuentas bancarias del expresidente de PDVSA en ese país, hacia entidades en Suiza y Luxemburgo. Luego de una multa impuesta a los dueños del banco el caso fue archivado. http://www.univision.com/noticias/noticias-de-latinoamerica/transacciones-sospechosas-en-miami-vinculan-a-presidente-de-petrolera-venezolana

La misma situación se repetiría en 2015, cuando las autoridades estadounidenses pusieron en marcha una serie de investigaciones de amplio alcance sobre la posibilidad de que Ramírez haya utilizado a la petrolera venezolana para saquear miles de millones de dólares de la nación a través de sobornos y otros ardides, dijeron fuentes al tanto de las averiguaciones al rotativo norteamericano The Wall Street Journal.

Las investigaciones, realizadas por agencias federales en varias jurisdicciones de Estados Unidos, también tratan de determinar si la estatal y sus cuentas bancarias en el extranjero fueron utilizadas para otros fines ilegales, incluidos el manejo de divisas en el mercado negro y el lavado de dinero del narcotráfico, señalaron estas personas. https://www.wsj.com/articles/el-gigante-pdvsa-y-su-ex-jefe-bajo-investigacion-en-ee-uu-1445486697 

La Asamblea Nacional venezolana, de mayoría opositora, acordó abrir una investigación en febrero de 2016 contra el “zar del petróleo” por presuntas irregularidades administrativas. Ocho meses después, en octubre, la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional aprobó el informe final del Expediente 1.648, que contiene 105 páginas en las que se detalla la investigación que concluye que entre 2004 y 2014 se generó un daño patrimonial superior a 11 mil millones de dólares.

El texto con las averiguaciones parlamentarias contiene varias líneas que aluden a casos de corrupción en las que han estado involucradas personas del círculo íntimo de Ramírez. https://transparencia.org.ve/wp-content/uploads/2016/10/Informe-Final-Expediente-1648-PDVSA.pdf

Tal ha sido la relación del otrora pesado funcionario chavista con las tramas de corruptela que se le acusa de ser el principal responsable de un accidente producido en la planta refinadora Amuay en 2012, la más importante de Venezuela, en la que fallecieron varios trabajadores de la compañía estatal.

El sindicato de trabajadores petroleros venezolano señala que la fatal explosión se debió a la falta de mantenimiento en la refinadora. “Si de verdad hubiesen querido hacer justicia, Ramírez no estaría disfrutando de los lujos que le da el poder de ser embajador”, dijo uno de los máximos representantes de los trabajadores de Petróleo en el país, Iván Freites.

Además, por ser el principal negociador de los convenios de la Faja Petrolífera del Orinoco, el funcionario parece haberse convertido en el objetivo principal de las experticias que lleva acabo la Fiscalía General venezolana comandada por el titular del Ministerio Público designado por la Asamblea Nacional Constituyente “profundamente chavista”, Tareck William Saab, debido a que la trama de corrupción que investiga el organismo está enfocada en la entrega de contratos con sobreprecios que se llevaron a cabo en la zona.

Perdiendo la guerra

Las experticias comandadas por la fiscalía general se han convertido en la excusa perfecta para llevar a cabo una “cacería de brujas” dentro de la estatal PDVSA, en tanto las detenciones han sacado del ámbito petrolero a altos y medianos funcionarios de la compañía ligados a Ramírez.

Fuentes dentro de la propia firma venezolana aseguran que la misma no es más que una “pelea de mafias” que busca desterrar de la empresa cualquier rastro del “zar del petróleo”.

El líder del sindicato de trabajadores petroleros de Venezuela explica que dentro de las instalaciones de la firma se formaron bandos una vez el chavismo tomó el completo control de la petrolera en 2003. Estas “mafias”, como las cataloga el sindicalista, son controladas en la actualidad por Ramírez y por una figura del Alto Gobierno, misma que se ha encargado de iniciar el destierro del grupo cercano al expresidente de PDVSA.

Y tal ha sido el éxito de este personaje en eliminar todo vestigio de la figura de quien fuera la mano derecha de Chávez en el sector energético que entre los detenidos por los casos de corrupción se pueden encontrar figuras como el exministro de Petróleo Eulogio Del Pino y al expresidente de PDVSA Nelson Martínez, ambos aliados de Ramírez.

Pero el acecho al aún funcionario ha ido más allá. Fuentes de la agencia de noticias Reuters alegan que el Gobierno de Maduro ordenó la destitución de Ramírez como embajador de Venezuela en la ONU. https://www.reuters.com/article/us-venezuela-politics/venezuela-removes-u-n-representative-ramirez-sources-idUSKBN1DT23L

La causa de “la tormenta”

Todo indica que la pugna de poderes en torno a Ramírez comenzó a tomar forma debido a que este año ha publicado una serie de artículos de opinión en la que critica abiertamente la gestión de PDVSA por permitir que la producción de petróleo vaya en caída libre y juzga al Ejecutivo venezolano por no tomar medidas para mejorar la economía nacional.

En una pieza titulada La Tormenta, describió sus esfuerzos en 2014 para ayudar a estabilizar la economía, lo que los aliados de Maduro percibieron como un ataque al presidente, teniendo una respuesta en días recientes por parte de la constituyente y exministra Iris Varela, quien cuestionó las intenciones del antiguo “zar del petróleo”. http://www.panorama.com.ve/opinion/En-opinion-La-Tormenta-20171118-0058.html 

“Que salga ahorita a advertir ‘yo dije’, ‘yo hice’ ¿es que acaso está buscando un titular? Yo no creo que él sea ingenuo en política ¿por qué lo hace si tiene un cargo diplomático representando a Venezuela?”, ha expresado Varela acusando a Ramírez de “echar por tierra el esfuerzo que viene haciendo el presidente Nicolás Maduro para superar esta situación”.

Pero el funcionario no se quedó atrás y respondió a la constituyente afirmando que “quien me ataque a mí debe pensar aunque sea un poquito por qué Chávez me tuvo doce años a su lado”.

Aún así, Varela tuvo apoyo no solo en los programas de los canales del Estado sino que el propio presidente Maduro, sin nombrar a Ramírez, lo dibujó de cuerpo entero tildándole de candidato a traidor.

De allí que en adelante el futuro de quien fuera uno de los hombres más importantes de la revolución bolivariana sea incierto, una vez se conozca si definitivamente será destituido de su cargo como embajador ante la ONU, con lo que perdería su inmunidad diplomática y quedaría a merced de la justicia de Estados Unidos en propio suelo yankee. A menos, que como dicen algunos, ya esté negociando con los “gringos”….

Héctor A. Díaz / Caracas / @HecADíaz

Dejar un comentario