Saturno en Capricornio para todos los signos!


Aquí llega el Señor de los Anillos a su propio signo por primera vez desde hace 30 años. Las fechas anteriores a ésta, cuando visitaba Capricornio fueron  de 1959 a 1962 y de 1988 a 1991. Si estabas vivo/a  en esos tiempos, te acuerdas que pasaba en tu Vida? Si recordamos bien, en ambos periodos, como también en 1929, cuando también Saturno se paseaba por Capricornio, hubo crisis económicas. Hubo que RE-estructurar nuestro sistema financiero, ya que la realidad nos sacudió y confrontó con nuestros excesos financieros, la falta de límites y la necesidad de estructura en el sistema financiero en general.

Normalmente estos son momentos extremadamente importantes en nuestra evolución, cuando el Karma desciende sobre nosotros los humanos y debemos arreglar, dar luz, estructurar, algo en nuestra sociedad al igual que en nuestra vida personal. Estos tránsitos “coinciden” con el nacimiento, la creación de un capítulo de solidez, de prueba, en nuestra vida, como también en nuestra sociedad.

Saturno representa el límite de lo conocido y fue así por mucho tiempo, ya que nadie sabe quien descubrió este planeta que es el último de nuestro sistema solar que podemos ver sin necesidad de tecnología. Para cuando comenzaron a descubrirse los planetas transpersonales: Urano, en Abril 1781, Neptuno en Noviembre 1846, y Plutón en Marzo 1930, que traían con ellos el mensaje, que no todo era personal, sino que hay una dimensión colectiva, transpersonal, que todos experienciamos, Saturno pasaba claramente a ser un planeta social, como Júpiter, los dos más grandes de nuestro Sistema Solar. Saturno y Júpiter son parte de un mismo sistema ya que uno expande (Júpiter) y el otro contrae (Saturno), balanceando las acciones del anterior. Cuando Júpiter se excede, Saturno le pone límites y viceversa, cuando Saturno se cierra y se paraliza por tener demasiada cautela, Júpiter le ayuda a lanzarse, recordándole la importancia de arriesgar, de confiar.

Publicidad

Saturno está dignificado en Capricornio ya que este signo y este planeta comparten simbolismo arquetipal en varios aspectos. Ambos tienen que ver con la ambición, con las dificultades de conseguir las metas, con el honor, los logros, con las acciones para obtener todo esto, la importancia de ganar no sólo el respeto de los demás, sino también de uno mismo. Pero Saturno nos confronta con la realidad de nuestra existencia física y social como nadie. Es EL GRAN MAESTRO. Cuando pasamos un tránsito de este planeta, activando algún punto de nuestra carta astral, al final del mismo hemos aprendido algo importantísimo para nuestra evolución y para mejor manejar nuestra vida. Nadie puede negar esto. Entonces por qué le tememos tanto?

Saturno es quien castra a Urano, su padre, y da comienzo así a una nueva era. De esa castración nace Venus, la Diosa de la Belleza y la Creatividad. Este es un mito complejo, importantísimo del que ya he hablado mucho, pero que contaré aquí brevemente: Urano era el único Dios del Universo, antes que se formase el mundo. El Dios Cielo, que al juntarse con Gaia, madre Tierra, crean el mundo. Comienzan a tener hijos que Urano no acepta plenamente pues no son lo que esperaba. Gaia convence a su hijo menor, Saturno que debía hacer algo al respecto y éste procede a castrar su padre con una hoz. De la sangre que salpica la tierra nacen las Furias, y de los testículos lanzados al mar, nace Afrodita. Los hermanos de Saturno le auguran que sus hijos harán lo mismo con él, y es así que Saturno-Crono procede a comerse sus hijos ni bien nacen, para evitar tal destino. (las fotos en la portada de este post son pinturas de Goya y Rubens, ambas están en el Prado, en Madrid). La acción de comerse a los hijos son temas muy Capricornio, ya que hay muchas formas  de hacerlo en nuestra vida real cotidiana. Si un padre obliga a sus hijos a continuar con su negocio o su profesión, sin respetar los talentos de sus hijos,  como el abogado que espera que sus hijos mantengan su despacho por el cual él trabajó tan duro para mantener, esa es una forma de comerse la individualidad de sus hijos. Pero por supuesto que otro simbolismo de que al comer al niño, nos obliga a madurar, es también muy relevante. Realmente Saturno se come al niño en el sentido que nos obliga a crecer, nos obliga a convertirnos en adultos.

Saturno en su propio signo, en Capricornio, será la guía que nos ayudará a crecer, a tomar responsabilidad por nuestras acciones e ideas, a construir bases sólidas para futuros proyectos. Así que los signos cardinales que recibirán los aspectos más desafiantes de este planeta, deben escuchar atentamente su voz, en ella está el mensaje de qué y cómo hacerlo. Mientras viajaba por Sagitario en los últimos 3 años, unido a Urano en Aries, todos vimos nuestros ideales dispararse y encenderse, todos encontramos a Saturno, en eso que culpamos por no poder progresar, por no poder encontrar nuestro poder interno, por no poder realizar nuestros sueños, por no poder ganar lo que queremos, etc. Siempre a habido “algo” o “alguien” a quien culpar. Brexit, Trump, mi padre, mi madre, el Estado español, Maduro, por dar algunos ejemplos, en cambio a partir de la próxima semana comienza una voz que nos dice que todo aquello que pensamos que otros “deberían” hacer, para yo encontrarme mejor, o para que yo pueda avanzar, “deberíamos” buscar en nuestro interior:-“Qué es lo que yo puedo hacer, para que mi vida mejore?”, a pesar de Trump, de Macri, de Maduro, del Brexit.  Cual es “mi responsabilidad” en la forma que me siento?  El desafío será convertir “la restricciones” en “maestría”. Aquello que nos oprime, que nos frustra, que nos obliga, ¿qué es  lo que está pidiendo de mi? . De alguna manera debo entender que si logro adquirir  “estructura” y sobre todo comprender “la estructura de otros”, entonces puedo vivir en paz y armonía. Ese es el mensaje saturnino. Saturno está exaltado en Libra, por tanto es acerca de las relaciones con los demás, pero por sobre todo con la sociedad, con la comunidad en que vivimos. Saturno rige Capricornio y Acuario, por tanto después de 3 años en Cap, pasará a Acuario y tendremos más tiempos saturninos.

Saturno el que se “devora” a sus hijos

Lo más importante de su paso por su propio signo es el trígono (ángulo de 120º) que formará este primer año, es decir el 2018 con Urano en Tauro, a partir de Mayo y que llegará a su punto más cercano en Agosto. Dos de los grandes en signos de Tierra, después de haber estado en signos de Fuego. Es fácil deducir que la REALIDAD será el tema del año,  para casi todos los signos, lo que nos guste o no, nos inclinará a tener que resolver situaciones financieras y entrar en contacto directo con Instituciones. Esto no significa algo negativo ni mucho menos. Inmigrantes legales que esperan que sus papeles en países de acogida se regularicen, lo lograrán, si han hecho bien el proceso. Los bancos tendrán que cumplir con más regulaciones, aunque en apariencia en este momento con el triunfo de la derecha en muchos países parezca lo contrario. Trump está des-regularizando los bancos y las grandes empresas, veremos que pasa con ello. Las reformas en los Impuestos es otro gran tema de este paso de Saturno por Capricornio. Folo, que ha estado acompañando a Saturno en los últimos grados de Sagitario, también entra Capricornio al final de Enero, pero retrocede al grado 27 de Sag a partir de Junio hasta el final del año, cuando volverá a entrar en Cap. Esto nos llevará a resolver temas familiares, sobre todo el reconocimiento de las voces ancestrales en nuestra psique, aunque no para victimizarnos, sino para hacernos cargo de ello. La comprensión de que lo que realmente nos esclaviza son las voces de los ancestros y no de los gobiernos, es un punto fundamental en el crecimiento y aceptación del propio Destino. Folo y Saturno en Sagitario también nos han estado confrontando con el peso de los ideales y expectativas de nuestros ancestros y el temor a traicionar los mismos, sino los perpetuamos. La lección debería ayudarnos a aceptar que todos tenemos derecho a vivir nuestras propias vidas sin tener que secar las lágrimas de nuestros ancestros. Cada generación ha hecho lo que ha podido y nosotros también lo hacemos.

Hacia mitad del 2019, llegará la Gran Conjunción Saturno- Plutón en Capricornio, que no ocurre desde 1518, cuando Urano también se encontraba en Tauro como ahora en el 2018. Estas son algunas de las cosas registradas en Wikipedia de los acontecimientos en esos años:

Publicidad
Curso Prevencion de Fraude

Por supuesto que también fué el momento, después del descubrimiento de América, en 1492, cuando confirmábamos lo que muchos ya sabían, que la Tierra era en realidad redonda, y que sí se podía ir a la India, por el Este y el Oeste desde Europa. Excepto que si viajábamos hacia el Oeste, nos encontrábamos con este Nuevo Mundo.

  • En Octubre 1517, Martin Luther, el monje alemán, redactó su 95 Tesis, donde criticaba el Papa en Roma, por juntar dinero para construir la Basílica de San Pedro, y en Octubre 1518, el Papa le obligó a retractarse, a lo que Luther se negó. Comienza así el divorcio del Norte de Europa con el dominio católico romano que cambió el mundo, conflicto que continuó por años.
  • En 1520 todavía con Saturno y Plutón en Capricornio y Urano en Tauro, Magallanes se lanzó a cruzar el océano Atlantico para buscar el pasaje por el Sur de Sudamérica a las Indias Orientales.

Tampoco debemos olvidar que en 1989, la última vez anterior a ésta (que ha comenzado ayer), cuando Saturno se paseaba por Capricornio, cayó el Muro de Berlín. En cambio esta vez, Trump está construyendo una pared.

Tampoco debemos negar el hecho que Saturno, es realmente el Señor del Karma y lo que realmente hace y hará en Capricornio, es poner las cosas en orden, en todo nivel. Todos, tarde o temprano tenemos que hacernos cargo de nuestros errores y no hay nadie que pueda pagar por ello más que nosotros mismos. Esto, lejos de ser algo negativo, es esa ley suprema que está por encima de políticos y monarcas. Es una ley divina o mejor dicho cósmica. Si te compenetras con Saturno, comprenderás que los mandatos divinos están allí para ayudarnos, para que podamos aprender a vivir mejor. Estos serán cepillazos  de realidad, tan necesaria para concluir un capítulo de nuestras vidas y evolucionar al siguiente.

La casa de la carta astral donde se encuentre Capricornio, será el escenario de cambios y reajustes. Todo lo que esté pendiente de resolución tendrá la voz más potente y tendremos que hacernos cargo de ello. Lo más maravilloso de todo esto es que cuando el tránsito concluye, hemos aprendido mucho y hemos resuelto muchas cosas que nos ayudarán a vivir más tranquilos y contentos. ES muy difícil ser feliz, cuando tenemos temas pendientes que nos impiden dormir en paz. El regalo saturnino es brindarnos la oportunidad y sabiduría para resolver estos temas y poder progresar.

Esta Navidad tendremos la conjunción Venus-Saturno a 0º Capricornio 40′, un aspecto ideal para describir ese encuentro familiar, que en muchas ocasiones se vive como una obligación, más que una opción. Si nos entregamos a esta energía entonces podremos disfrutar de estas obligaciones, que nos permiten Re-encontrarnos con nuestras relaciones más profundas y aprovechar la oportunidad de comprobar cuánto hemos cambiado desde la Navidad anterior.

Publicidad

Cristina Laird / España / @astrologyworks

Dejar un comentario