Saturno directo en cuadratura a CERES y la Tierra tiembla


Cuando finalmente nos salimos del periodo post sombra del último retrógrado de Mercurio, lo que nos ayudó a mirar en nuestro corazón y tomar consciencia de cómo nos comunicamos y desde dónde hablamos, si del corazón o desde la mente y sobre todo a ser críticos con nosotros mismos y conscientes de que a veces al hablar desde el corazón, perdemos la perspectiva del efecto de las palabras en los demás. En el día de ayer 6 de Septiembre, Saturno se ha estacionado directo y vuelve lentamente a RE-iniciar su marcha hacia adelante en los primeros grados de Capricornio, signo al que entró el 21 de Diciembre del 2017. Al llegar a los 9º de este signo, el 18 de Abril de este 2018, se estacionó retrógrado y comenzó su aparente marcha atrás.

Sobre Saturno retrógrado escribía en 2017:

“El retrógrado de Saturno nos impulsa a detenernos y a ralentizar nuestros pasos un poco, mirar con más atención, para RE-estructurar, para RE-visar un compromiso que nos hayamos tomado o un proyecto que estemos iniciando y ver si realmente podemos hacerlo, física y psicológicamente. La respuesta a esto no tiene que ser un NO, pero quizás es hora de mirar la realidad a la cara y encontrar formas más adecuadas a nuestras posibilidades. Quizás nos hemos tomado demasiada responsabilidad, quizás el proyecto es demasiado grande, RE-ajustar lo que tenemos en las manos, es la oportunidad que nos brinda Saturno, con su extraordinaria sabiduría.  El otro aspecto que nos trae es la recompensa por trabajo realizado. Si hemos estado dedicados a algún proyecto y hemos trabajado duro en ello, los beneficios de ellos se harán evidente en este periodo retrógrado. Darle forma exterior a algo que está en nuestro interior, es también la misión de este arquetipo, que trae orden y estructura a nuestras vidas. Sin Saturno sería difícil construir algo sólido y duradero. Estas dos palabras son totalmente saturninas. Si estáis comenzando un nuevo proyecto o negocio, mucha RE-estructuración será necesaria antes de comenzar. Algo necesita ponerse en orden antes de lanzarnos a ello”.

Publicidad

Esto aplica también al periodo entre Abril y Septiembre que acabamos de vivir. Lo más importante y extraordinario respecto de Saturno, es que nos muestra cómo construir algo nuevo y no morir en el intento, ya que nos habla desde lo más profundo de nuestra psique, con palabras sabias y llenas de realidad. Si estábamos esperando el momento ideal de lanzarnos a la realización de un proyecto, este es sin duda el momento. Ya hemos podido medir, analizar y comprender lo que necesitamos para hacerlo. Ahora es el momento de dejar el miedo detrás y caminar con paso seguro hacia adelante con la seguridad que tenemos los talentos y la experiencia que necesitamos para nuestro proyecto. Si nos hemos dado cuenta que no, entonces seguiremos el camino adquiriendo esa experiencia o la formación  que necesitamos. Saturno nos enseña paciencia y al mismo tiempo nos brinda templanza. Este arquetipo tan temido es nuestro mejor amigo, si aprendemos a seguir sus consejos. “Sólo podemos hacer lo que podemos hacer”, pero como nos dice esta Luna Nueva en Virgo del 9 de Septiembre, SIEMPRE podemos mejorar en lo que hacemos. Cuanto más horas invertimos en algo, mejor nos sale. Como dice Malcolm Gladwell en su libro “Outliers”, si has hecho 10.000 horas de alguna actividad, eres bueno en ello. Si has hecho 20.000 horas, eres un experto absoluto.

Pero quizás lo más poético, desde el punto de vista astrológico, de este estacionamiento de Saturno ayer, es el hecho que al iniciar su marcha adelante, forma una cuadratura a Ceres, la Madre Tierra y la tierra realmente tembló en estos días. Ayer hubo sismos en Panamá, Ecuador y Chile, en Barcelona, hubo una tormenta que no se había visto antes por la intensidad en poco tiempo y cayeron más de 100 rayos y las calles de la ciudad rápidamente se inundaron. El Japón también recibió el tifón Jebi, que dejó varios muertos y destrozó grandes areas de la isla, como no se veía hace más de 25 años. El gigante de los anillos, el Señor del Karma, se detiene en cuadratura a Demetra, la Diosa de la Agricultura y la Tierra y como un augurio aterrador, la Tierra se estremece, literalmente… Todo esto al mismo tiempo que Marte también se ha estacionado directo y sigue alineado con los Nodos Lunares.

Pero también tenemos la entrada de Venus en su periodo pre-sombra del retrógrado que comienza el 5 de octubre a 10 ° Escorpio y termina el 16 de noviembre a 25 ° Libra, algo que ocurre cada 18 meses.

Como la órbita de Venus yace dentro de la órbita de la Tierra, desde nuestro punto de vista geocéntrico Venus siempre sigue al Sol o va por delante por no más de 47º de orbe. Otra característica especial del ciclo Venus (que comparte con el ciclo del Mercurio, porque ambos cuerpos yacen dentro de la órbita de la Tierra) es que Venus forma dos tipos muy diferentes de conjunciones geocéntricas con el Sol — la conjunción inferior y la superior. Un ciclo de Venus comienza en la conjunción inferior, cuando Venus es exactamente entre el Sol y la Tierra. En la conjunción superior, que es equivalente al aspecto de la oposición, Venus está en el lado lejano del Sol, con el Sol  exactamente entre la Tierra y Venus.

La conjunción inferior, equivalente a la nueva fase lunar del ciclo Lunation, se produce cuando Venus está en medio de su ciclo retrógrado y se mueve muy lentamente a través del zodiaco. Es entonces más cercano a la Tierra y, desde nuestro punto de vista, en la oscuridad. Elevándose ante el sol, Venus aparece en el cielo pre-amanecer alrededor de una semana después de la conjunción inferior, cuando el Sol y Venus están a unos diez grados de distancia. Como heraldo del nuevo día, Venus se llama Hespero que representa la inocencia y puresa de la Diosa, reflejado en las dos primeras semanas del retrógrado y Lucifer, (nombre que significa “portador de luz”) representarían las dos últimas semanas cuando se inmerse en la oscuridad.

Publicidad

Cuando Venus va retrógrada, ella nos toma de la mano y nos tira a la oscuridad de nuestras relaciones y nuestros deseos. Un período retrógrado de cualquier planeta es una REtrospectiva de los temas de ese planeta. Es como entrar en la cueva profunda y oscura de uno mismo en cualquier área de la vida está cubierta por el planeta que es retrógrado. Es un tiempo de Retroceder, tal vez de volver a recoger piezas perdidas en el pasado. Es una REcuperación, un giro hacia adentro, tal vez un desprenderse. Puesto que el dominio de Venus es las relaciones, esta vuelta hacia adentro sucede en el dominio de la relaciones personales especialmente, pero ante todo, en nuestra escala de valores. Dependiendo donde Venus se encuentre en tu carta natal, y particularmente la casa que esté transitando en este momento, será un periodo de profunda revisión de  los valores más vitales. Qué apreciamos ?, Qué nos gusta? Qué deseamos? Qué valoramos en los demás pero por sobre todas las cosas, qué valoramos en nosotros mismos. Es posible reencuentros con antiguos amores, finalizar relaciones, hacer una valoración de cuales han sido las personas más importantes en nuestra vida, etc.

Por supuesto que también aplica al valor y precio que le damos a nuestro trabajo. Tienes problemas en poner un precio a tu trabajo, a tus talentos? Valoras lo que haces o necesitas que los demás lo valoren para sentirte más segura/o. Todas estas son preguntas relevantes en un retrógrado de Venus, y cuando encuentras respuestas a estas cuestiones, estarás caminando por un sendero más firme y la cabeza más alta.

Venus retrograda del signo de Escorpio a Libra, es como si quisiera reafirmar nuestro sentido de justicia e igualdad en nuestras relaciones, después de que hayamos saboreado el lado más oscuro de nuestros deseos, antes de volver a sumergirse en el submundo de nuestras emociones para que comprendamos que aprender a reconocer la sombra en nosotros mismos y en el ser amado es indispensable para poder realmente amar. Amar sin haber visto la sombra es un amor superficial y endeble. Cuando reconocemos al otro en su totalidad es cuando el amor tiene su oportunidad.

Como dice Scott Peck. “el verdadero amor tiene su oportunidad cuando el enamoramiento se desvanece”

En la fábula de la Bella y la Bestia, Bella debe aprender a amar la Bestia, sin saber que es en realidad un Principe encantado. Disfrutad y aprended.

Publicidad
Jackson Health System

Christina Laird / Barcelona / @astrologyworks

Dejar un comentario