Revolución


El rey está desnudo

Que la ética y la moral, digamos: la decencia, están absolutamente reñidas con los regímenes tiránicos no requiere de mayores pruebas: basta constatar el abismo insuperable que separa la voluntad desquiciada del tirano, el sátrapa o el dictador –tres nombres para una misma función– de la voluntad popular, que como […]