TELEVISA: el gigante que se cae…


México y el mundo se enteraban el pasado mes de octubre por el Wall Street Journal  que la  tercera generación del Grupo Televisa como generador de contenidos audiovisuales culminaba  al conocerse la renuncia de Emilio Azcárraga Jean como director general  del consorcio, para quedarse como presidente del Consejo de Administración https://www.wsj.com/articles/mexican-tv-mogul-leaves-amid-programming-struggles-1509037669

La renuncia de Azcárraga Jean se formalizó 20 años después de que asumiera la conducción de Televisa tras la muerte de su padre Emilio Azcárraga Milmo, “El Tigre”, en 1997, y frente a la peor crisis económica y financiera para la principal compañía de medios audiovisuales mexicana que ha visto disminuida su audiencia, sus ingresos por venta de contenidos televisivos, y que en agosto del año pasado anunció un proceso de reorganización de contenidos que ha sido un fracaso frente al crecimiento de las redes sociales y de la televisión on line.

Al frente de la otrora imbatible compañía quedaron dos de los principales colaboradores – y amigos- de Azcárraga Jean: Alfonso de Angoitia acusado de desviar recursos a cuentas en el extranjero – como vicepresidente de Finanzas, y Bernardo Gómez, vicepresidentes de Noticias y Relaciones Gubernamentales, operador político y cabildero que encumbró al Presidente Enrique Peña Nieto. En enero del 2018 asumen el control del grupo.

Publicidad
Jackson Health System

http://www.proceso.com.mx/435661/las-bahamas-refugio-de-la-empresa-de-alfonso-de-angoitia-el-cerebro-financiero-de-televisa

Azcárraga Jean, por su parte, se ocupará según el Wall Street Journal,  del Consejo de Administración de Televisa,  reorganizará la fundación “caritativa” de la empresa y estará al frente del equipo de futbol América. 

Casualmente, la salida de Azcárraga Jean coincidió con la aprobación en el Senado mexicano, de una reforma a la Ley de Radiodifusión y Telecomunicaciones que permitirá a los medios electrónicos vender publicidad que se presente como opinión o información en programas de espectáculos, en pleno inicio de proceso electoral. Recordemos que el próximo año 2018 es electoral en el país azteca.

Esta reforma legal, conocida como Ley Televisa Doring, pretende también que los derechos de las audiencias disminuyan y que el Instituto Federal de Telecomunicaciones no tenga facultades para sancionar y que la autorregulación sea lo más importante en materia de derechos de audiencias.

http://www.proceso.com.mx/508900/72-votos-a-favor-via-fast-track-senado-aprueba-la-ley-televisa-doring

Justo antes de su salida Azcárraga Jean, tuvo que a regañadientes ceder  ante su aliado y socio en Estados Unidos, Univisión, que impuso como nuevo vicepresidente de Contenidos al periodista colombiano Isaac Lee, en lugar de José Bastón, “su hermano menor”  que pasó a ser presidente de Televisa Internacional, cargo al que renunció. 

Lee, entonces directivo medio de Univisión,  ha intentado reestructurar los contenidos audiovisuales de la cadena sin mucho éxito. La situación financiera de Univisión es igualmente grave y medidas para algunos insiders  “desesperadas” como la millonaria contratación de la también periodista colombiana Patricia Janiot, ex presentadora de noticias de CNN en español, no garantizan la subida de ratings ni facilidades de comercialización.

Univisión como Televisa ha despedido a importantes figuras de la televisión así como a personal técnico y de producción. En Televisa han despedido aproximadamente al 20% de sus 18 mil trabajadores.

Expertos conocedores de medios masivos aseguran que la gestión de Azcárraga Jean no supo entender los cambios en el negocio de la televisión y la audiencia donde el refrán “renovarse o morir” está hoy mas vigente que nunca. La era de la televisión digital y la Internet hay que asimilarla porque los jóvenes ya no consumen telenovelas rosas, ni maratónicos de espectáculos, ni noticieros aburridos como antiguamente si lo hacían y esto lo demuestra la caída de ingresos y rentabilidad de los últimos años. Los ingresos por venta de contenidos audiovisuales representan menos del 40% de los beneficios operativos de Televisa, mientras que hace 10 años representaban el 60% de las ventas y 70% de sus utilidades.

Publicidad

Como CEO de Televisa, la actitud poco pragmática y muy emotiva de Azcárraga Jean también dinamitó la compañía. En los últimos 10 años protagonizó una guerra – que perdió- con su ex socio y accionista Carlos Slim propietario de América Móvil. Quienes lo conocen aseguran que esa fue una guerra de “egos” y “soberbia” que lo llevó a tomar decisiones con altísimos costos para la empresa como fue la fusión con el Grupo Salinas ( dueños de su competidora  TV Azteca) para adquirir la compañía de telefonía móvil Iusacell que fué un fracaso. También el enfrentamiento con los grupos Dish y MVS de televisión restringida y vía satélite y la creación de la empresa BLIM para competir con la norteamericana Netflix que nunca llegó a nada y solo sirvió para ridiculizar al consorcio.

Hoy las acciones del grupo Televisa, por quinta semana consecutiva cierran con pérdidas. El viernes 24/11/17 cayeron mas de un 3.0 por ciento llevándolas a su menor nivel desde septiembre del 2013. Es decir, los papeles acumulan una pérdida de casi el 25% y contando…

Bernardo Gómez, Emilio Azcárraga Jean y José Bastón en Televisa, Mexico

Los escándalos no ayudan

La caída de las acciones del grupo Televisa coincide también con investigaciones de abogados en Estados Unidos por violaciones a leyes federales que supuestamente habrían sido cometidas por directivos de la firma.

El Despacho Bronstein, Gewirtz & Grossman, LLC está estudiando potenciales demandas a nombre de compradores de acciones de Grupo Televisa,  luego de que el argentino Alejandro Burzaco, ex director de la empresa de marketing deportivo Torneos y Competencias, testigo de los fiscales estadounidenses en el juicio por corrupción contra tres ex dirigentes de la FIFA, declaró que compañías de medios, entre ellas Televisa, pagaron sobornos para asegurarse derechos para transmitir lucrativos partidos internacionales.

Otro Despacho,  Rosen Law Firm, dijo por su parte que analizaba posibles demandas contra Grupo Televisa derivadas de alegaciones de que la empresa podría haber emitido información de negocios engañosa para el público inversionista.

Televisa ha negado cualquier participación en el caso.

El asesinato reciente y en extrañas circunstancias del vicepresidente de comunicaciones del grupo y director general del sistema de televisión por cable Izzy también conmovió a la industria de medios mexicana.

Adolfo Lagos Espinosa de 69 años fue asesinado por una bala de su propio escolta durante un confuso robo de una bicicleta…

Lagos Espinosa comenzó a trabajar en el año 2013 en Televisa. Era un experto financiero que antes de entrar al grupo había sido Vicepresidente del Banco Santander en Madrid, España; CEO del grupo financiero mexicano SERFIN; alto ejecutivo por 23 años del grupo financiero Bancomer y títulos universitarios de MIT y de la Universidad de Stanford. 

La fiscalía investiga su muerte.

http://www.eluniversal.com.mx/metropoli/cdmx/lo-que-sabemos-hasta-ahora-del-asesinato-del-ejecutivo-de-televisa

 

Adolfo Lagos Espinosa

Todo cambió

Para la doctora mexicana Florence Toussaint Alcaráz, investigadora y académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la duda es si Televisa tendrá la capacidad de reinventarse para superar la crisis. Según la experta, Televisa no ha sabido soltarse de la mano del Gobierno en turno y empezar a hacer una televisión diferente. No ha hecho el clic con la nueva audiencia porque no se lo ha propuesto, porque sigue teniendo a los mismos productores, la misma línea de contenido y sobre todo porque perdió toda su credibilidad en información y noticiarios, y eso es muy difícil de recuperar. La especialista considera que la televisora se confió de que era la empresa de medios consentida de los gobiernos y pensó que así iba a seguir toda su trayectoria, ganando mucho dinero sin necesidad de esforzase demasiado.

En conversación con TRIANGULANDO el experto en medios masivos de la Universidad de Nueva York, Anthony Barkley, asegura que posiblemente la nueva gerencia del grupo Televisa decida dividir la compañía para tratar de salvar o reagrupar a los accionistas ” pueden decidir no mantener a todo el grupo bajo una misma sombrilla pero sin duda tienen que moverse rápido aunque todavía tienen, como empresa, mucho espacio para maniobrar”.

Por su parte Azcárraga Jean pasa mas tiempo en Miami que en ciudad de México. Para algunos, renunciar a la empresa fue la misma maniobra que hizo su padre en 1986 cuando se refugió en Estados Unidos tras el escándalo que generó la cobertura de Televisa al fraude electoral del PRI en Chihuahua y que generó el primer movimiento social para boicotear al entonces monopolio televisivo.

La retirada de Azcarraga Jean casualmente ocurre cuando su amigo, el presidente Peña Nieto, también sale del poder. Poco sirvió el intercambio de apoyo televisivo por jugosos contratos de publicidad y prebendas.

Ambos salen desprestigiados y al menos, uno de ellos, casi quebrado.

Lourdes Ubieta / Miami / @lourdesubieta

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario