Último eclipse solar 2019 y Luna Nueva en Capricornio


Este es sin duda la última Luna Nueva del año, un ECLIPSE SOLAR, en Capricornio con un alineamiento de planetas en este el último signo de Tierra del Zodíaco y además en un momento único, cuando los dos planetas más grandes de nuestro sistema solar, Júpiter y Saturno y con el agregado de Plutón, el Nodo Sur de la Luna, Ceres (ahora planeta enano como Plutón), y los Nodos Sur de Saturno y Plutón y Pholus, TODO esto alineado junto al Sol y la Luna en el signo de la cabra sagrada. Podemos decir sin temor a equivocarnos que estos son momentos muy Capricornianos, cuando el Status Quo, parece estar tambaleándose, lo que nos indica el nacimiento de un nuevo orden, nuevos paradigmas, nueva historia, tanto a nivel mundial como personal.

Pero lo primero es lo primero, tenemos un Eclipse Solar donde el Sol, la Luna, Pholus y Júpiter, se encuentran alineados con los Nodos Lunares, en conjunción al Nodo Sur. Esto nos habla de reflexionar sobre qué es lo que parece emerger de nuestro inconsciente en este momento. Qué son estos sentimientos que parecen sorprendernos, a algunos, mientras que otros, simplemente les reconocemos. La Luna que representa nuestras necesidades emocionales más profundas, nuestro acondicionamiento familiar, la voz materna, lo que hacemos sin darnos cuenta, cubre la luz solar y nos vemos forzados a escuchar lo que la Luna nos dice. Esas emociones que con tanto cuidado ocultamos de los demás y de nosotros mismos, ahora se manifiestan y no tenemos otra salida que mirarnos, que escucharnos, por más incómodo que nos resulte. Nuestras historias emocionales con seres queridos y con aquellos menos queridos se nos revelan. Todo esto se puede manifestar en una simple enfermedad o dolor o alergia, simplemente nuestro cuerpo hablándonos, pidiéndonos que paremos y reflexionemos.

Nada de esto tiene por qué ser negativo, todo lo contrario, de repente nuestro inconsciente nos habla y nos pide atención, nos recuerda que somos algo más que un esqueleto y unos músculos y una piel. Nos recuerda de dónde venimos y qué nos ha creado los hábitos que repetimos sin ni siquiera concientizar. De repente eso que siempre comemos, ahora nos cae mal, la gente con quien siempre compartimos, ahora nos resulta más difícil hacerlo. Nuestra individualidad nos grita desde lo más profundo de nuestra psique (este eclipse forma un trígono a Urano en Tauro) y nos pide liberarnos de patrones encadenantes, autoimpuestos, para que dejemos nacer nuestra Venus interior, nuestra singularidad, nuestra creatividad, nuestra verdadera Voz. Qué diría si fuese totalmente libre? Qué haría si pudiese ser completamente YO? Cuanto más prestemos atención a todo esto, más positivo será este eclipse para cada uno de nosotros.

Publicidad
Jackson Health System

Pholus, el centauro que nos habla de “destapar la olla a presión”, en conjunción a este eclipse y en cuadratura a Kirón. Esa profunda herida que todos acarreamos se nos reafirma y como por arte de magia, tenemos la visión de su origen, en las profundidades de nuestra historia familiar. De repente tomamos consciencia de cuanto en nuestras vida ha sido el completar un deseo familiar y es cuando podemos revelarnos y reclamar nuestra propia historia, sin ataduras a las obligaciones familiares. En este momento tan familiar como es la Navidad en muchos países, no todos, tenemos la magnífica oportunidad de meditar sobre todo esto y re-encontrarnos con nuestros verdaderos sentimientos hacia todo ello.

Si realmente el alma “elige” el tipo de vida que queremos tener en esta presente encarnación, entonces algo en nuestro interior viene de mucho antes que nuestros padres y nuestros abuelos. Aunque no creamos en la reencarnación, sabemos que nuestros ancestros y nuestra conexión con ellos, viene de mucho más lejos que nuestra familia inmediata. Nuestra alma está nutrida de historias complejas y fascinantes y si no puedes encontrar la magia de vivir, es en la simbología astrológica que podemos re-conectar con la Belleza, el Misterio, para re-encantar nuestra vida.

Toda la poesía, los dioses, las diosas, los duendes, los ogros, brujas y hadas que necesitamos para encontrar magia en nuestra vida, residen en nuestra psique, si tienes problemas conectando con todo ello, es porque te estás ignorando, o por lo menos una gran parte de ti. La pregunta puede estar en mito de Urano y Afrodita. Quizás es necesario, apagar la luz solar, patriarcal, para conectar con nuestra naturaleza femenina, seas mujer y hombre y con ello con la Naturaleza, con Ceres. Estos son momentos para confiar en nuestra intuición más que nunca. Júpiter nos habla de la Verdad, pero en realidad no existe otra verdad más que la tuya, esa que emana de la conexión de tu cuerpo con tu alma. Debemos confiar en nosotros mismos más que nunca, pero no en nuestra voz acondicionada por la familia y la sociedad, sino con nuestra propia voz, esa que raramente escuchamos. ES desde esa voz, que la ética y la honradez nos conectan con lo mejor de nosotros mismos y aplacan la voz confusa de la bestia interna. Ésta última se alimenta mayormente de la confusión emocional, de la sordera interna. Es nuestra misión como humanos, manifestar lo mejor de Ser humano, conectando con nuestra sabiduría interna ancestral y el Amor. Si sólo vez lo negativo en los demás, estás siendo sorda/o a ti misma.

Saturno, el dispositor no sólo de este eclipse sino de toda esta constelación de planetas en Capricornio, está potente en su propio signo y en conjunción a Plutón, y a Ceres, que le confieren poder y el reconocimiento de que debemos respetar la Naturaleza y preocuparnos por el bien de este planeta que llamamos “hogar”, pero además nos trae a la mesa, el Karma, es decir, la consecuencia de nuestras decisiones y comportamiento del pasado. No podemos cambiar lo que hicimos, pero sí podemos corregir, y si hay algo que esta conjunción de Jupiter-Saturno-Plutón-Ceres nos otorga es la posibilidad de corregir y resolver temas viejos, errores cometidos debidos a nuestra ignorancia e inocencia. Hora de hacernos cargo que somos simples mortales que cometemos errores todo el tiempo, pero que cada tanto el Universo nos brinda la oportunidad de corregir y “arreglar”. Para pasar al próximo capítulo de nuestra historia, como es el pedido del Cosmos en este momento, debemos resolver algunos temas para poder comenzar limpios de lastres, de culpas, de rencores antiguos, que impiden nuestro avance.

Dejemos que nuestra sabiduría ancestral nos ayude en este camino de depuración y purga, para poder comenzar el nuevo año, libres de pesos, para poder lanzarnos a la aventura de re-descubrir nuestra inmensidad y re-encantar nuestras vidas.

Publicidad
Jackson Health System

Feliz Navidad y Año Nuevo a todas/os y Gracias por vuestra complicidad, vuestra confianza y la invaluable importancia de vuestro apoyo incondicional en mi desarrollo creativo y espiritual. Gracias.

Christina Laird / Barcelona

Esta entrada está financiada mediante anuncios

Dejar un comentario