Último Mercurio retrogrado del 2017


Ya estamos en el último retrógrado del año de este pequeño planeta de nuestro sistema solar que tiene años de 88 días, por tanto, por cada año terrestre, Mercurio ha tenido 3 vueltas alrededor del Sol, ha pasado por su alineación con la Tierra 3 veces. En este año 2017 ha ocurrido 4 veces, ya que comenzamos el año con Mercurio en Retrógrado (Dic 19, 2016 – Enero 8, 2017) y luego tuvimos Abril 9 a Mayo 3, luego Agosto 12 a Septiembre 3, y ahora tendremos este último, que ya ha comenzado su ciclo, al entrar en su periodo pre-sombra, es decir el grado hasta donde retornará en su proceso retrógrado, es decir, el grado donde se encontrará, cuando se estacione directo otra vez el 23 de Diciembre, para iniciar su marcha hacia adelante una vez más, que es el 13º Sag 01′.

Ya todos sabemos que Mercurio nunca retrocede, sino que este ciclo es una ilusión visual desde la Tierra, debido a la rotación de ella, al pasarnos Mercurio a una velocidad superior a la que se desplaza la Tierra. Pero el simbolismo de este evento, como hemos comprobado una y otra vez, nos confronta con el extraordinario misterio que es la Astrología. De alguna forma en su RE-troceso nos conduce a todos esos RE, como RE-conocer, RE-solver, RE-considerar, RE-establecer,RE-estructurar, etc. Este pequeño planeta, lleva el nombre del Dios Griego Hermes, en su versión Romana, que era el Mensajero de los Dioses, y representa para la Astrología, esa necesidad del ser humano de comunicarse y conectar con otros, buscando las formas necesarias para hacerlo: hablando, escribiendo, estudiando, enseñando, aprendiendo idiomas, etc. También nos comunicamos firmando contratos, haciendo comercio, comprando, vendiendo, etc . Por tanto en esas magníficas coincidencias de la poesía astrológica, nos encontramos RE-visando estos temas, y aunque por supuesto esto lo hagamos más de 3 veces al año, sí es verdad que algo ocurre, coincidiendo con el ciclo retrógrado, que nos lleva a RE-alizar ciertos RE, en algunos aspectos de nuestra vida. Muchas veces coincide con que perdemos el móvil, por ejemplo, y debemos pasar algunos días sin él. Qué magnífica oportunidad para aplicar estos RE-.. RE-almente necesito estar mirando mi móvil 24 horas al día?, realmente necesito chequear Facebook 12 horas al día? Puedo vivir sin él?. Otras veces por algún motivo inesperado nos vemos forzados a RE-visar nuestra cuenta bancaria en detalle, o un contrato firmado anteriormente, descubriendo datos vitales que se nos habían escapado. Siendo este retrógrado en el signo de Sagitario únicamente, la RE-visión será sobre nuestros ideales, nuestras creencias, aquello que nos impulsa a actuar de una manera u otra, adherirnos a una causa u otra. Este es un verdadero RE-considerar sobre aquello por lo que lucho, para RE-evaluar si REalmente vale la pena mi esfuerzo, para también RE-capacitar si estoy siendo fiel a todo mi Ser o estoy siendo manipulado/a por las circunstancias, por los demás, por la familia, por la cultura, en definitiva, por los ideales de otros.

Normalmente el retrógrado de Mercurio en Sagitario o Capricornio en Diciembre o principio de Enero, al coincidir con el final o principio del año, solemos llamarle las resoluciones de fin de año, o las propuestas del nuevo, lo que nos lleva a RE-evaluar como ha sido el año que termina y que nos proponemos para el que empieza.

Publicidad

En este año en particular, Mercurio se detiene, se estaciona para iniciar su moción REtrógrada de la mano de Saturno y Folo, ambos en Sagitario también, dos maestros únicos que nos llevan a RE-conocer nuestra responsabilidad en la situación en la que nos encontremos. Este es a menudo un proceso doloroso, ¿nadie a quién culpar? Noooooo. Si pensamos que la culpa es de otros, entonces no crecemos, no evolucionamos y como nos cuenta Quirón desde Piscis, que forma una cuadratura a Mercurio-Saturno-Folo, algo nos llama a la acción y no al victimismo. Desde la víctima, no hay solución posible. Pues la propuesta de la víctima dice: ” no hay nada que yo pueda hacer para salir de esta situación”. También ocurre con la salud: “es que lo que yo tengo es genético”. Ante estas propuestas muy Piscianas no hay solución posible, pues lo que realmente dice, es: “yo tengo cero poder para cambiar mi circunstancia”. Este retrógrado de Mercurio, nos invita a observarlo todo “otra vez” y “otra vez”, hasta que encontremos una gota de poder, un salida, de nuestro predicamento. Lo extraordinario es, que siempre hay una salida, y normalmente incluye un cambio: de actitud, de hábitos, de forma de pensar, de ideales. Los únicos que podemos encontrar esa salida somos nosotros mismos. Es aquí, donde y cuando la sabiduría de Saturno se hace relevante y comprendemos, que sin toma de responsabilidad por nuestras decisiones, nuestras acciones, no hay salvación alguna. Seguimos sufriendo. Lo que nos lleva a pasar de Saturno a Urano para liberarnos de nuestras propias cadenas y nuestra propia esclavitud mental, es la toma de consciencia de la responsabilidad y el peligro de evitar la introspección. Saturno es el Dios del Espacio y el Tiempo, dos factores indispensables de la vida sobre la Tierra. Sus otras facultades son de hacernos comprender que por más revolucionarios que seamos, y por más corrupción que hayamos descubierto en nuestras instituciones, lamentablemente las necesitamos. El mundo sin regulaciones sería el infierno total, por que nosotros los humanos aún no estamos evolucionados lo suficiente para vivir sin leyes, sin dirigentes, sin alguien o algo que nos diga lo que podemos o no podemos hacer. Os imagináis una ciudad sin leyes de tráfico? Unos bancos sin regulaciones? Esto me recuerda, el hecho que la Globalización, nos guste o no, estemos en contra o a favor,  ya no se puede revertir y lo que se necesita es precisamente es más Saturno, más regulaciones, para impedir que se beneficien siempre los mismos.

Mercurio junto a Saturno y Folo, éste último siendo el centauro amigo de Quirón, que nos ha traído las Constelaciones Familiares, el trabajo grupal que nos conecta con las heridas ancestrales, la “locura familiar”, esa locura que con tanto cuidado guardamos, aunque nos haga infeliz; todos forman un gran aspecto a Urano en Aries, por tanto, sin que hagamos nada, algo comienza a liberarse, algo comienza a ceder y nos vamos adaptando a la idea que lo nuevo es inminente y debemos darle espacio para crecer, para cambiar nuestras vidas.

Todo esto ocurre, justo para la Luna Llena en Géminis que se forma exacta el 3 de Diciembre a los 11º 40′ del signo de los Gemelos. Todo lo dicho anteriormente junto con la lunación RE-mueve los signos mutables en particular, pero por supuesto nos mueve las emociones a todos los que tengamos algo de Géminis-Virgo-Sagitario-Piscis en nuestra carta astral. Esta es una Super Luna, es decir en su punto más cercano a la Tierra, lo que la hace no sólo más grande a la vista, sino más potente en su efecto, no sólo sobre nuestras mareas, sino también sobre las emociones. Esta lunación se forma cuando el Sol y la Luna, ambos en oposición, forman una cuadratura a Neptuno en Piscis, es decir, forman una T´cuadrada con Neptuno como ápice de la misma. Estos son realmente momentos confusos, donde tenemos la magnífica oportunidad de comprender o al menos hacer consciente nuestra dualidad interna. Dado que el Sol se encuentra en Sagitario y la Luna en Géminis, esta dualidad interna se manifiesta en nuestra mente, y los ideales encontrados de la familia se hacen eco en nuestra psique. Las diferentes voces familiares se hacen evidente.

Esta es una oportunidad para que tomemos consciencia de que el amor y el odio son dos emociones inseparables y que es casi imposible saber con certeza si eso que creemos odiar, no se confunde con el amor que sentimos por ello, o por lo menos, la admiración que nos produce. Y viceversa. La Luna en Géminis, nos invita a mirar estos sentimientos sin caer en las emociones, para poder analizarlos mentalmente, sin la pasión de los sentimientos. Dadas las divisiones que vivimos en este momento en el mundo, entre las aparentes:  izquierda y  derecha, es necesario aceptar la propuesta de esta Luna Llena en Géminis. Es indispensable comprender, como nos dice Neptuno, que el límite entre una y otra prácticamente no existe. Que la derecha actúa como la izquierda y ésta, a su vez, como la derecha, a menudo. Que bajo la bandera de la izquierda se esconden sentimientos de derecha y viceversa. Que aquel que lucha contra las instituciones, está pidiendo a gritos que les pongan límites y restricciones.

Esta es una Luna Llena potente, en un momento de disturbios separatistas en el mundo entero y esto no llama a la RE-flexión, para comprobar si hemos estado viviendo de acuerdo a nuestros propios valores internos, o si nos hemos dejado llevar, por los valores de otros, por la propuesta de la masa. Esta es un buena oportunidad para parar y calmarnos, buscar en nuestro interior y comprobar si ese cataclismo que vemos en el mundo, es real o es nuestro propio diluvio interno. Estamos proyectando nuestros temores, dudas, desencantos, propios, en el mundo? El Mundo somos todos nosotros, dice Neptuno, si queremos que mejore, entonces la mejora debe venir de nosotros, pero si nos posicionamos en la víctima, nada cambiará. Todos debemos aceptar, lo que podemos y lo que no podemos cambiar, para poder concentrarnos en lo que sí tenemos el poder de cambiar y comenzar a hacerlo. Hay muchas instituciones que luchan a diario para cambiar el mundo, si realmente el alma nos pide adherirnos a una, podemos hacerlo. Sino siento ese llamado, puedo empezar el cambio en casa, pero debemos dejar la queja y la crítica de lado y actuar, obedeciendo la voz de nuestros mejores valores, porque en lo profundo de nuestra alma y del Alma Mundi, todos sabemos lo que debemos hacer, para que este mundo sea lo que nos gustaría que sea. El mensaje de Neptuno desde la niebla divina, es claro (otra contradicción), todo aquello que nos beneficia a todos es lo que vale la pena. Lo que beneficia a unos pocos, no funciona a la larga- Y este es uno de los temas que los humanos tenemos sobre la mesa, como conjunto humano y no como individuos, sin importar el pasaporte que llevas, debemos encontrar la forma de evitar el seguir fomentando que el 1% se haga cada vez más rico y el 99%, cada vez más pobre. Podremos?

Debemos dejar las viejas heridas y aprender a curar, lo que no significa olvidar, simplemente dejar ir del dolor para abrirnos al cambio que deseamos. El momento, como dice Eckhart Tolle, es, AHORA. En realidad es siempre Ahora.

El desafío de Neptuno para esta luna llena, es el tomar conciencia de la fantasía, que sin duda, sirve para mucho, pero que nos confunde y nos aleja de la realidad, para así poder mirar con calma y reflexionar sobre nuestra vida, en toda su magnitud, para luego poder retornar a la fantasía, ya que ello también nos ayuda a crear un mundo mejor. Sin ideales y sin fantasía esta vida sería insoportable, pero la fantasía sin la periódica comprobación de la realidad, es la locura. Si estás en un mundo creativo esta combinación de Saturno y Neptuno es perfecta para dar forma a una idea por loca que parezca, pero siempre RE-conociendo que la creatividad, aunque nos conecte con lo divino, debe ser expresada por un humano. Debemos aceptar un margen de imperfección y error, que a menudo convierten el proyecto en algo absolutamente extraordinario, ya que sin nosotros, sin la imaginación humana, nos hay dioses. Son nuestra propia creación.

La lógica puede que no funcione para esta lunación, así que debemos “confiar” y aceptar, que muy a menudo, lo que ES, sabe más que nosotros individuos y tiene planes para cada uno de nosotros que superan nuestras expectativas. La otra palabra de Neptuno es Fé. Confiemos en eso que los astrólogos achacamos a Neptuno, que es la sabiduría del inconsciente colectivo, que siempre nos lleva a encontrar la forma de sobrevivir.

Cristina Laird / España / @astrologyworks 

Publicidad
Jackson Health System

Dejar un comentario