Venus y Kirón en Aries y el Sol en Aries


Saliendo de esta Luna Llena en Libra que nos deja con las explosiones en SriLanka esta mañana en varias iglesias, (entre otras cosas), Venus recién entrada en Aries se alínea por unos tres días a partir de hoy, con Kirón, el positivo símbolo de la curación, la humildad, la paciencia y la sabiduría. Este herido centauro, que la vida le tira injusticias, como que su madre lo abandonara al nacer, por su apariencia bestial, es un ejemplo de RE-cuperación y tenacidad. Todo lo negativo lo convierte en positivo y en estos momentos de división ideológica mundial, lo necesitamos más que nunca. Venus a su vez, comienza su viaje por Aries, el signo de su exilio, donde Ella tiene que trabajar más duro y donde aprende sus lecciones más importantes. Es cuando nos encontramos en situaciones difíciles y ajenas a nuestra naturaleza, cuando más debemos esforzarnos. Lo difícil y lo diferente nos fuerza al autoanálisis. Cuando algo nos desafía es cuando más debemos vencer la tentación de culpar al “otro” o a aquello que nos provoca la incomodidad y hacernos la pregunta esencial: “por qué me incomoda, por qué me enoja, por que me desafía?”

La respuesta nunca va a estar en el otro/a, sino en nuestro interior. Podríamos decir que Venus en Aries, que es mas “agresiva (Aries)- pasiva(Venus)” que nunca, quiere imponer su seducción con más fuerza y competir con quien se interponga en su camino, tiene mucho que aprender de Kirón, ya que este le confronta con el hecho que esa necesidad de “tener razón”, de “ser el/la más guapa/o”, la/el “que más seduce”, viene de un lugar de dolencia, de baja autoestima, de una “herida” que hay que atender. Lo más extraordinario de Kirón es que nos presenta con la importancia de aprender a manejar esa herida y desacondicionarnos de ella. Venus en nuestra carta astral nos muestra desde donde emana nuestra necesidad y forma de seducir. Venus, siendo una diosa, es inmortal y por signo, aspectos y casa donde se encuentre en nuestro carta astral, nos evidencia qué tipo de arquetipo familiar se expresa cuando seducimos, las experiencias de nuestros ancestros en este aspecto tan importante de la vida. Por supuesto que esta diosa de la Belleza, es también la diosa de la creatividad, por tanto no podemos analizarla sólo desde la seducción y necesidad de formar relaciones, sino también de cómo nos expresamos creativamente.

Las relaciones tienen una oportunidad en estos días entonces, de calmarse para que cada miembro de la misma, tome responsabilidad por sus carencias y dolencias, para poder recoger las proyecciones que tanto la perjudican. como dijo Jung: “Todo lo que no nos gusta de nosotros, lo criticamos en el otro”, por tanto estamos teniendo una oportunidad dorada de vernos profundamente en la dificultad que encontramos en nuestras relaciones. Otro aspecto de esta combinación puede ser la necesidad de evitar la confrontación a toda costa, aún cuando esto signifique desconectar de nuestros verdaderos sentimientos y necesidades emocionales. Una particular sensibilidad por la vulnerabilidad de otros nos invade y esto es también una indicación que debemos aprender a respetar nuestra propia vulnerabilidad.

Publicidad

Aún así, hay una especie de contradicción en el aire, ya que el Sol junto a Urano nos pide que rompamos cadenas, que nos liberemos de lo que nos limita. Al mismo tiempo que Venus-Kirón nos piden que miremos la forma de curar nuestras relaciones. Saturno a su vez hoy también se alínea con el Nodo Sur de la Luna, lo que nos permite ver, la potencia de nuestro acondicionamiento familiar y cultural y la potencia de ello en nuestras vidas y en nuestras decisiones y sobre todo en nuestra elección de pareja. Si bien todo esto no es fácil de comprender y manejar, al menos podemos mirar hacia nuestro interior, como nos pide Kirón y observarnos con honestidad y sin juicio. Aprovecha esta oportunidad para meditar, pasar algún tiempo contigo mismo. Respira y escúchate.

Ceres y la Luna se encuentran en el camino brevemente hoy, así que un paseo por la Naturaleza, donde conectemos con la Belleza que emana de ella, nos ayudará en este magnífico viaje por nuestro paisaje interior.

Christina Laird / Barcelona 

 

Dejar un comentario