Vladimir Putin: El mas Poderoso


Vladimir Putin es uno de los hombres más poderosos del mundo y – para algunos –  también es uno de los políticos más eficaces del siglo XXI. Ex miembro del KGB, fue capaz de reconstruir un país que había pasado de ser superpotencia mundial a parte del tercer mundo en apenas diez años, que se hallaba comido por la guerra civil, la corrupción y la pobreza.

Vladimir Putin nació en el seno de una familia humilde, de padres obreros,  el 7 de octubre de 1952 en Leningrado, ahora San Petersburgo, ciudad llena de recuerdos trágicos por el fuerte sufrimiento que causaron los casi 900 días de asedio nazi durante la II Guerra Mundial. Dos de sus hermanos murieron en esos días, uno de difteria y otro a las pocas semanas de nacer.

Putin vivió su infancia y adolescencia el un lugubre apartamento comunal con un inodoro común al final del pasillo. Era agresivo, según el mismo ha declarado, por las dificiles cisrcuntancias que le tocó vivir y que trató de canalizar con la práctica de artes marciales.

Publicidad

En su adolescencia, Putin aspiró a ingresar a la KGB -aparentemente más por la sensación de aventura que por ideología- y pudo hacerlo después de graduarse con honores de la Facultad de Derecho de la Universidad de Leningrado en 1975.

Aquí comienza una de las partes más polémicas de su vida como oficial del servicio secreto soviético. En esta época trabajó en Leningrado formándose como espía hasta que, después de superar el curso de capacitación en la academia de espionaje y trabajar en la contrainteligencia monitoreando a los extranjeros de Leningrado, fue enviado en 1985 a Dresde (RDA), donde estuvo hasta la caída de la URSS y la reunificación alemana.

Tras esto fue llamado de vuelta a Leningrado, donde sirvió como asesor de asuntos exteriores de Stanislav Merkúriev quien le contacto con Anatoly Sobchak, un político soviético particularmente importante en el fin de la URSS y el comienzo de la República Federal Rusa, hasta tal punto que es uno de los constructores de la federación rusa junto con Boris Yeltsin.

En esta época Vladimir Putin sería introducido por Sobchak en el mundo de la política cuando fue elegido como el primer alcalde electo democrático de la renombrada San Peterseburgo. Putin, tras el intento de golpe de estado contra Gorbachov, llevado a cabo por el KGB, presentó su renuncia y abandonó los servicios de inteligencia rusa introduciéndose en política aunque manteniendo contactos en las esferas de los veteranos espías rusos y ex soviéticos.

14721846535_cfe780efd5_k

Durante la época como presidente del Comité de Relaciones Exteriores de San Petersburgo, bajo el mando de Sobchak, Putin contactó con los grandes capitalistas de la zona que, atraídos por las privatizaciones, se movían por todo el territorio ruso pero, sobre todo, en San Petersburgo y Moscú.

Publicidad

Durante los años noventa la figura de Putin sería desconocida para la mayoría de los rusos y de la comunidad internacional. En el periodo de 1990 y 1995 Putin vivía en San Petersburgo bajo las órdenes de Sobchak pero la derrota de este en las elecciones de la ciudad y la llegada del nuevo alcalde hizo que abandonara el puesto y marchara hasta Moscú, donde entraría a formar parte de la administración del estado.

Putin fue nombrado vicedirector del departamento de Gestión de Bienes de la Administración del presidente Borís Yeltsin en agosto de 1996. Durante esta época, con un alto bagaje como espía y con experiencia política, Putin se dedica a aprender de la altas esferas y a ganar experiencia mientras la comunidad internacional no repara en él, pasando desapercibido hasta llegar al poder, uno de los puestos más destacados que tuvo fue como Director Federal de Seguridad en 1998 hasta 1999.

En el año 1999 sería elegido por Boris Yeltsin, impopular entre los rusos por el desastre económico y social en el país, por la terrible derrota contra los separatistas chechenos, la pérdida de poder e influencia rusa y el agotamiento del país.

Putin asume el poder ese mismo año. No abandonará su posición sino que cambiará de puestos de poder dentro de Rusia.

Los comienzos de Vladimir Putin fueron difíciles, frente a la situación de desastre económico total del país, empobrecido y sin opciones de mejora para los ciudadanos, la sanidad, educación y los servicios básicos eran un lujo, la terrible crisis aumentó el número de suicidios, alcoholismo, inseguridad y escasez. De hecho, incluso, descendió la esperanza de vida en los hombres y las mujeres. Frente a esto Putin se encontraba con un rublo depreciado, excepcionalmente débil, un submundo criminal con una economía sumergida que no aportaba nada al estado y con una industria privatizada en manos de corporaciones transnacionales u oligarcas rusos salidos del ejercito o de los servicios de inteligencia.

Publicidad

La desmovilización del ejercito ruso significó que miles de soldados perdieran sus trabajos y se unieran a grupos armados, mafias y empresas de mercenariado lo cual, junto con la chechenización de Rusia, significó un aumento de la inseguridad general en el país.

Al mismo tiempo miles de cabezas nucleares, armas y submarinos quedaron abandonados a su suerte. A partir del año 2000 el espacio postsoviético fue desarrollándose y pacificándose a nivel de conflictos, que quedarían siempre latentes y estallarían en un futuro.

Frente a esta debacle social, Putin debió de iniciar una política de desarrollo y crecimiento a largo plazo a fin de lograr solucionar los problemas sociales y económicos y, luego, activar la economía para asegurar la paz social y sentar las bases de un posterior desarrollo internacional. Durante años Rusia se apoyó en los remanentes de los aliados soviéticos, en América Latina sería Cuba y más tarde Venezuela, Gadafi en África, Siria e Irán en Oriente Medio.

China jugaría un papel fundamental en el desarrollo económico de Rusia, tras la caída del comunismo, la reconversión hacia el capitalismo y su entrada en el mercado tanto Pekín como Moscú eran países con un gran potencial pero muy pobres y enfrentados por la visión del mundo socialista (maoísta para China y leninista para Rusia). Esta rivalidad acabó con el fin del socialismo científico y ambos países estrecharon lazos comerciales.

La industria de exportación de materias básica, gas y petróleo a China y a Europa, a través de Ucrania, sirvió para mejorar la economía. Los puntos de corrección positiva en macroeconomía unida a una legislación más blanda a la hora de permitir la inversión y el esfuerzo para atraer inversores extranjeros inició el aumento hacia la recuperación socioeconómica.

 

Pero mientras esto ocurría Putin debió enfrentarse a tres grandes crisis. La primera fue el desastre del Kursk, que casi acaba con su carrera política nada más empezar, la segunda guerra de Chechenia en la cual lograría expulsar a los yihadistas del Cáucaso y pactar con los señores de la guerra para el control de la región como miembros de la Federación Rusa entregándoles garantías y acuerdos de autonomía política. Ahmad Kadyrov y más tarde su hijo, Ramzam Kadyrov serían las manos de Putin en el Cáucaso. La tercera crisis sería la crisis del terrorismo producto de la derrota de los yihadistas en Chechenia, especial mención tienen los atentados del teatro Dubrovka, el ataque en la escuela de Beslán y los atentados en el aeropuerto de Domodedovo.

Las crisis serían atajadas y el Cáucaso pacificado, hoy Rusia vive con el temor de los atentados terroristas del Estado Islámico, pero es una causa internacional, no es una cuestión doméstica rusa.

El fortalecimiento del país a nivel económico comenzó a notarse en la sociedad hacia el año 2008-09, en el cual las leyes y la estructura de desarrollo económico fue dando sus frutos en el país, momento en el cual las exportaciones e importaciones se equilibraron. A partir de 2011, con el inicio de la primavera árabe Rusia, después de años apartada del circuito de las superpotencias políticas internacionales volvió a recuperar el poderío de antaño, oponiéndose a los Estados Unidos que, desde los años noventa, no habían tenido ningún rival que le hiciera sombra.

Un caso duro fue la guerra contra Georgia cuando el país caucásico decidió atacar al estado, no reconocido internacionalmente, de Osetia del Sur a lo que Rusia respondió lanzando una ofensiva militar contra los georgianos.

La defensa de los ideales e intereses rusos a nivel internacional y la oposición a Estados Unidos y la Unión Europea evidenció el peso que Rusia poseía, ya que al mejorar económicamente pudo aumentar su poder en los mercados internacionales y ganar apoyos en América Latina, África y Oriente Medio. Las sanciones realizadas contra Rusia, que se apoyó en sus aliados naturales en Europa tras el caso de Novorussia, no daño la economía de Moscú porque la economía rusa estaba ya diversificada en varios mercados.

La unión comercial, militar y política con China reforzó aún más a Rusia que pudo influir y enfrentar las posiciones de Estados Unidos y de la Unión Europea.

Putin el mas corrupto -y rico- de Rusia

A pesar de la desinformación mundial sobre Putin su  popularidad en Rusia es innegable. Putin “gobierna para los rusos, para Rusia”,  así al menos lo ven millones de personas que votaron por su nuevo mandato que por cierto alcanzó con mas del 77% de votos, su mayor porcentaje de apoyo hasta la fecha. Pareciera que los alegatos de corrupción contra Putin no hace daño a su imagen política. Tampoco las acusaciones de ordenar el asesinato de ex espias rusos en Europa y de encarcelar e inabilitar a sus adversarios políticos. Uno de ellos, el único que logra movilizar a millones de rusos a las calles, Alexei Navalni, denunció multiples irregularidades en el proceso electoral.

En 2016, en entrevista con la BBC, el ex subsecretario del Tesoro de EE.UU.  Adam Szubin  indicó que el gobierno de su país había sabido de las prácticas corruptas del mandatario ruso durante “muchos, muchos años”.  Szubin no comentó sobre un informe secreto de 2007 realizado por la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) que estimó el patrimonio del presidente ruso en US$40.000 millones, aunque sí dijo que el mandatario ha estado amasando una fortuna secreta.

En el documental francés Putins Hidden Treasure periodistas explican el alcance de las redes de corrupción de Putin con casos emblematicos como la construcción de carreteras y villas en Sochi o el palacio, propio de Zares, que se construyó Putin a orillas del Mar Negro. Se habla de que el presidente ruso es el hombre mas rico de Europa y uno de los 5 mas ricos del mundo.

 

 

Investigaciones TRIANGULANDO / @triangulandonet

 

 

Dejar un comentario